Jerez

El equipo de '2plega2' suma cuatro puertos de montaña para visibilizar la fibrosis quística

  • Continúa su reto en bicicleta plegable hasta alcanzar los 6.000 kilómetros

Monte Naranco, el puerto de Angliru, Les Praeres y los Lagos de Covadonga. El equipo '2plega2' suma kilómetros en su reto deportivo y solidario 'Para que ellos vivan' con el objetivo de visibilizar la fibrosis quística. Juan Meira, Pedro Lázaro y Eva Mendoza (que se encarga de la logística) consiguieron la semana pasada subir a cuatro puertos de montaña en su ruta por el norte de España, hasta conseguir los 6.000 kilómetros del reto.

Meira reconoce que "la semana pasada ha sido la más dura hasta el momento, una semana muy exigente en la que nos hemos encontrado varios puertos de montaña que sube la Vuelta de España, era parte de nuestro reto en nuestras bicicletas de tres velocidades". "Monte Naranco fue una subida suave y llevadera, que la hice con el perro que viene con nosotros de viaje, para mayor expectación de la gente. Cuando llegamos arriba había unas vistas espectaculares", relata el jerezano.

Tras cumplir esta etapa el equipo llegó a L’Ará para el ascenso al Angliru. "Es un puerto al que le teníamos un poco de miedo y respeto pero a la vez muchísimas ganas. Una máquina quitanieves iba despejando el camino delante nuestra y fue algo brutal, desde el minuto uno. 12,5 kilómetros que se hicieron largos y duros, y cuando parecía que no podía estar más empinado, aumentaba. Sólo quedaba apretar los dientes y tirar para arriba con toda nuestra alma", cuenta Meira.

Miembros de la asociación de fibrosis quística de Asturias fueron testigos del reto: "Este puerto era por ellos y vieron hasta dónde estamos dispuestos a llegar para que se conozca la enfermedad. Fue increíble. El Anglirus ha marcado un antes y después en mi vida, es muy fuerte".

De ahí fueron dirección a La Piloñeta "y comenzamos a subir Les Praeres. Eso es un muro". "Son cinco kilómetros de subida extrema desde el primer metro. Fue realmente brutal, sin descanso. Tardamos dos horas y media para cinco kilómetros con calambres en las piernas, cansancio acumulado, dolores en las muñecas y en los dedos de agarrar fuerte el manillar... Fue durísimo pero cuando llegas a esos prados, merece la pena", recuerda Meira.

Por último '2plega2' subió a los Lagos de Covadonga, un puerto "relativamente fácil, y del que hemos disfrutado desde el principio a pesar de la niebla que nos pilló. Fue especial para culminar esta semana tan dura". "En todos estos momentos hemos pensado en ellos –enfermos de fibrosis quística y sus familias– y son ellos los que no han dado las fuerzas para tirar hacia arriba. El siguiente puerto es Monte Oiz. Seguimos haciendo kilómetros para que ellos vivan", concluye el jerezano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios