Economía municipal

El Tribunal de Cuentas propone de nuevo la retención de los ingresos estatales a Jerez

  • Vuelve a plantear al Gobierno central esta medida de presión al no haber aprobado en plazo sus cuentas generales

  • Las de 2019 deberían haber sido presentadas en enero

  • El Ayuntamiento suele retrasarse un año en cumplir este trámite

La alcaldesa y la delegada de Economía, durante una visita semanas atrás a Piscinas Jerez.

La alcaldesa y la delegada de Economía, durante una visita semanas atrás a Piscinas Jerez. / Manuel Aranda

El Tribunal de Cuentas ha vuelto a reclamar al Ministerio de Hacienda que retenga las transferencias que realiza a ayuntamientos como el de Jerez por no rendir cuentas en el plazo que establece la ley. El Consistorio jerezano debería haber aprobado el expediente correspondiente al ejercicio 2019, que contiene documentación sobre la situación patrimonial y los niveles de ejecución del presupuesto, antes del 21 de enero. A día de hoy, aún no las ha presentado, de ahí que el Consistorio haya sido incluido por el organismo en su informe de fiscalización del sector público local publicado a finales del pasado mes y del que este domingo se ha hecho eco la Agencia Efe.

La Ley Reguladora de las Haciendas Locales establece que los ayuntamientos deben tener aprobadas sus cuentas generales de un ejercicio (en ella aparece información tanto de la entidad local como de sus empresas y fundaciones dependientes) antes del 15 de octubre del año siguiente, aunque este plazo en Andalucía se amplía hasta el 31 de ese mes. Pero, debido a la declaración del estado de alarma en marzo del año pasado para tratar de contener la pandemia del coronavirus, se suspendieron de manera generalizada todos los procedimientos administrativos. Esto conllevó que, en el caso de la rendición de cuentas, se ampliase el plazo para la presentación de la del ejercicio 2019 de manera excepcional hasta el pasado 21 de enero.

A día de hoy, el consistorio jerezano solo está incumpliendo la normativa por las cuentas de 2019 (las de 2018, aunque tarde, fue ratificada en otoño del año pasado). En cambio, aún sigue en plazo para darle el visto bueno a la de 2020, aunque no ha trascendido si ya ha aprobado el paso previo, el del visto bueno a la liquidación del Ayuntamiento correspondiente a ese ejercicio.

Ahora bien, es casi una ‘tradición’ que el Ayuntamiento de Jerez incumpla año a año los plazos legales para la rendición de cuentas; eso sí, en los últimos años ha logrado reducir el tiempo de retraso en un año  aproximadamente. Sin embargo, el Tribunal de Cuentas suele publicar su informe en torno al verano, un momento del año en el que aún la entidad local no ha llevado a pleno este documento contable, de ahí que suela ser un habitual del grupo de los incumplidores.

En cuanto a las recomendaciones que realiza año a año, el órgano fiscalizador insiste habitualmente en exigir a las administraciones públicas que se adopten medidas disciplinarias contra las entidades locales que no cumplen los plazos. Y también es habitual que lamente que sus recomendaciones sigan sin plasmarse por parte del Gobierno central en las leyes que regulan a los ayuntamientos, especialmente cuando hay resoluciones de la Comisión Mixta para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas (un órgano conformado por diputados y senadores) en este sentido que no han sido atendidas.

Según el informe, de las 7.600 entidades locales que rindieron sus cuentas, casi el 80% las aprobaron dentro de los plazos legalmente establecidos. Así, entre los municipios de más de 100.000 habitantes que han incumplido, además de Jerez están los de Cádiz, Huelva y Jaén en Andalucía; Badalona, en Cataluña; Las Palmas de Gran Canaria en Canarias; y Getafe en Madrid.

Desde 2013, la Ley de Economía Sostenible establece la posibilidad de que la administración central retenga las transferencias que realiza mensualmente a las administraciones locales (la llamada Participación en los Ingresos del Estado-PIE) mientras incumpla los plazos para remitir liquidaciones y rendir cuentas. Sin embargo, el organismo fiscalizador vuelve a reclamar una vez que se cumpla con la normativa. Pero, además, vuelve a exigir un paso más y que no se permita a los ayuntamientos a acceder a subvenciones y ayudas públicas mientras no estén al corriente de estas obligaciones.

A día de hoy, según datos del Ministerio de Hacienda, el Ayuntamiento jerezano recibe 4,4 millones de euros mensuales de la Participación en los Ingresos del Estado. Ahora bien, hasta hace escasos meses, el Consistorio tenía la obligación de destinar buena parte de estos importes a pagar la deuda histórica que arrastraba con la Tesorería de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. Al haber liquidado este adeudo con un préstamo a 10 años, una operación aprobada por el Consistorio en el mes de julio, ya tiene más disponibilidad de este importe que supone uno de los pilares de la financiación de la tesorería de las entidades locales.

Llamamiento a aprobar los presupuestos

Al igual que en informes precedentes, el Tribunal de Cuentas hace un llamamiento para que los ayuntamientos aprueben año a año, y en plazo, sus presupuestos. Sin embargo, se da la circunstancia de que en 2019 el gobierno local rehusó a presentarlo alegando la celebración de las elecciones municipales y la tardanza en la aprobación de las previsiones del ejercicio anterior.  

Sin embargo, se da la circunstancia de que tampoco habrá presupuesto en 2020 ya que el ejecutivo ha decidido centrarse en el de 2021 ya que no ha sido hasta el pasado mes cuando ha podido cerrar el acuerdo para liquidar la deuda con el Estado y poder acogerse a una medida para refinanciar la deuda (el grueso de la deuda financiera del Ayuntamiento se agrupará en un solo préstamo que no terminará de devolverse hasta 2050).  

Sobre este asunto el Tribunal de Cuentas afirma: “El presupuesto de cada ejercicio constituye un instrumento imprescindible para la adecuada planificación y programación de la actividad económico-financiera de la entidad local y establece las condiciones para llevar a cabo una gestión municipal rigurosa y transparente, además de servir de elemento necesario para el control posterior de dicha gestión económico-financiera”. 

Según los datos del Tribunal de Cuentas, en torno al 78% de los ayuntamientos aprobaron su presupuesto en 2019. Sin embargo, el de Jerez funcionó ese año con el prorrogado el año anterior, que fue aprobado a finales de junio. Mientras, en este 2021 está operando con el de 2020, que entró en vigor ahora hace un año, y al que se le han realizado más de 40 modificaciones para ajustarlo a las necesidades de tesorería.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios