Testimonios de usuarios del nuevo skatepark Es momento de volar

  • El nuevo skatepark de Chapín reúne a diario a decenas de deportistas sobre ruedas

  • La profesional Emi Parejo lo probó hace unas semanas y no lo descarta para futuras pruebas

Es adrenalina. Superación. Compañerismo. Es volar. Sentirse libre. Es para muchos magia. Horas y horas de esfuerzo para estar unos segundos en el aire. Algo tiene que tener estar sobre ruedas para que disciplinas como el skateboarding, el roller freestyle, las scooter y las BMX cada vez tengan más seguidores en la ciudad.

Para aquellos que no han dejado de practicarlo desde hace años y para los que se inician ahora en estos deportes está el nuevo skatepark, unas instalaciones que se abrieron el pasado mes de diciembre y que es fruto del trabajo del gobierno local y de colectivos como 'Sherry Club Skate Boarding' y 'ZZ Roll' en la Mesa del Skate. A continuación, varios usuarios hablan de cómo viven sus disciplinas deportivas y además, de practicarlas en el que dicen que ya es el mejor skatepark de la provincia.

"Esta zona estaba muerta. Y ahora los fines de semana se llena de gente. Pedimos que estuviera en un recinto cerrado (está dentro del recinto municipal de Chapín) porque todos los que están abiertos están vandalizados y se convierten en un botellódromo. Ahora queda completar todo el proyecto para darle un contenido familiar a la zona", declara Lorenzo Páez, presidente 'ZZ Roll'.

El skatepark, proyectado por Daniel Yabar, forma parte de una actuación integral de 1,5 millones de euros en su entorno donde se construirán pistas multideportivas, gimnasio de crossfit al aire libre, instalaciones de voley-playa, parque infantil, circuito ciclista y pistas de patinaje.

"Ya ha venido gente de Málaga, de Almería, de Huelva, y todos dicen que es espectacular. Desde Blading Camp me han pedido fotos del skatepark y vendrán pronto para verlo para traer a la gente. Preveo que a esto no le va a faltar vida. Desde la asociación vamos a seguir potenciando cosas así, fomentar el deporte y a ver si podemos traernos alguna prueba", señala Páez, al tiempo que se va colocando sus patines.

El presidente de 'ZZ Roll' añade que "Emi Parejo, de la selección española, vino hace un par de semanas y estuvo patinando. Hablé con ella y no lo vio mal para una competición a nivel andaluz".

Mientras Páez lanza el deseo de traer una prueba a Jerez, dos jóvenes están disfrutando en la pista. Son Pedro Benítez y Adrián Cruces. "Al principio salen algunos trucos muy rápidos y te vienes muy arriba –ríe Benítez–. Te atrapa la adrenalina que sueltas, te quieres superar cada día un poco más".

"Hemos estado unos cuantos años sin skatepark y lo que hacíamos era patinar en la calle o viajar para ir a otros skatepark. Había personas que nos llamaban vándalos por patinar en la calle, llamaban a la Policía, pero es que no teníamos sitio. Esto es adrenalina, sacar nuevos trucos y une mucho. Cada día conoces a mucha gente y se hacen muchas amistades. Tenía un amigo que empezó y le daba vergüenza, pero nadie nace con la lección aprendida", remarca Cruces.

"Aquí hay normas y mucho trabajo; esto no es un 'parque de bolas', se debe venir con cascos y protecciones"

"Las instalaciones están muy bien, no nos podemos quejar. Después de los años que no hemos tenido nada en condiciones y de patinar con miedo a una multa, estamos muy contentos. Como en todo se mejorarían algunas cosas, pero poco a poco. Queremos que la gente sepa que en Jerez se patina", reconoce Pedro, a quien lo conocen con el apodo de 'Tortuga'.

Su compañero Adrián asiente –él es 'Toro' para los amigos– y añade que "debería haber un skatepark en cada barriada, como los campos de fútbol".

Felipe de Cos comenzó a patinar en los años 90, después pasó al surf y hace un par de años retomó el skate. "Esto engancha bastante. Ahora sí tenemos unas instalaciones en condiciones, las rampas que había antes en Jerez no eran seguras", declara el usuario. "Día a día mejoras y eso da vida. Los que practicamos estos deportes ‘extremos’ somos esas personas que necesitan esta adrenalina. No se puede explicar", añade De Cos.

"Aquí hay normas y mucho trabajo. Hemos peleado para que lo hicieran gente que conociera el deporte y queríamos a Yabar porque diseña de forma diferente. Pero queremos que la gente se conciencie de que esto no es un 'parque de bolas', que aquí hay peligro, que se debe venir con el casco y con las protecciones. A nadie se le ocurre cruzar un campo de fútbol con un niño durante un partido, pues aquí lo mismo", subraya Paéz.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios