Jerez

Las ventas descienden hasta un 45% en los puestos ambulantes

  • El presidente del mercadillo de los lunes pide al Ayuntamiento que mejore las infraestructuras "y que se congelen las tasas y se haga un estudio de la situación"

Comentarios 6

Los vendedores ambulantes que cada lunes ofrecen su mercancía en el mercadillo de la zona Sur lanzaron ayer un mensaje de auxilio a las Administraciones: "Ya no podemos más, llevamos 2 años muy malos, pero ya estamos asfixiados y no podemos pagar las tasas municipales porque apenas estamos vendiendo", comentaba Eliseo Jiménez, uno de los vendedores que ayer tampoco hizo negocio debido a la lluvia. Se trata del comentario generalizado entre los autónomos que cada semana vienen a Jerez procedentes de distintos puntos de la provincia, así como de otras localidades andaluzas. El propio presidente de este colectivo, Jesús Espada, resume la situación actual asegurando que "demandamos una atención, un análisis y mejoras que ahora mismo no tenemos. Somos una zona catastrófica económica y comercialmente". Al mismo tiempo, señala que, dada la crisis actual y las medidas que se están tomando para generar empleo, "pienso que las tasas que pagamos deberían congelarse y hacerse un estudio acorde con la realidad, porque no vendemos y no podemos pagar. Se está perdiendo del 25% de años anteriores, hasta el 40 y 45% y la gente se ve obligadas a alquilar las plazas y venderlas cuando la Ley lo prohibe pero está embargados".

Espada recuerda, además, que "en cualquier tipo de negocio hace falta una infraestructura mínima, algo que no se está cumpliendo en los mercadillos que se están quedando obsoletos porque no invierten tanto como deberían. En muchas localidades del norte como Bilbao y Barcelona los están techando". Una crítica en la que hace hincapié a la hora de referirse al mercadillo de Jerez: "La explanada la están destrozando los camiones y cada semana cuando llegamos hay más desperfectos. La semana pasada se cayó una clienta y cualquier día puede pasar algo grave".

La opinión es compartida por otros vendedores ambulantes como Antonio quien señala que "no deberían de tratarnos como indocumentados o como si robásemos, porque para tener el mercadillo tenemos que tener todos los papeles al corriente. Nos levantamos a las 6 y llegamos a casa cada día a las 5 de la tarde. Hoy me enterado de que un compañero tienen que pagar 600 euros porque se le quedaron bolsas en el suelo y eso que nosotros pagamos la basura, módulos, los sitios... no podemos con todo". Por eso critica que "con todo lo que pagamos y con todas las leyes nuevas que van saliendo, dado que este terrenos lo pagamos nosotros, si alguien lo ha partido no somos los culpables, lo deberían arreglar porque pagamos cada año 1.000 euros por el mercadillo. Las tasas siguen subiendo y las ventas bajan, porque en todo el año sólo hemos vendido los cuatro días de Navidad". José Gómez y Felix son otros dos vendedores de los lunes y reiteran el mismo mensaje: "Las tasas suben, suben los impuestos pero la mercancía vale lo mismo, porque si la pones a más no vendes y al final nos cuesta el dinero a los vendedores. Y encima, los terrenos están muy mal y si se cae alguien te cuesta el dinero, porque son denuncias, pérdidas de días y juicios". Ante esta angustiosa situación, el presidente Jesús Espada incide en la necesidad de que "las Administraciones nos ayuden porque los autónomos aportamos mucho dinero, no todo puede invertirse en los centros comerciales abiertos de las ciudades, el Ayuntamiento también tiene que apostar por nosotros y la Junta debe mojarse".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios