Bodegas

La manzanilla embotellada confirma su divorcio del 'Sherry Cask'

Imagen promocional del Consejo Regulador del servicio de una copa de manzanilla.

Imagen promocional del Consejo Regulador del servicio de una copa de manzanilla.

El pleno del Consejo Regulador del vino ha aprobado la propuesta presentada por Bodegas de Sanlúcar para que la manzanilla destinada al consumo como vino no pueda ser empleada previamente en el envinado de botas nuevas.

La prohibición del doble uso de la manzanilla, a partir de la que los bodegueros sanluqueños deberán elegir entre su empleo para la elaboración de ‘Sherry Casks’ o su embotellado para su posterior comercialización, requiere una modificación del pliego de condiciones, sobre el que ahora deberá pronunciarse la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, a la que se ha elevado la propuesta tras su aprobación en la última sesión plenaria, celebrada el pasado 30 de marzo.

El Consejo Regulador entiende que se trata de una modificación menor que no requiere de aprobación por parte de Bruselas, sólo de la Junta de Andalucía, por lo que considera que la entrada en vigor de la medida no se demorará en exceso.

Cabe recordar que en el seno de la institución jerezana del vino hace tiempo que se abrió el debate sobre la necesidad de regular el envinado de botas para garantizar la convivencia del negocio del vino y el negocio del ‘Sherry Cask’, sin que las distintas organizaciones sectoriales representadas en el pleno del vino hayan logrado avances significativos hasta la fecha.

De hecho, las partes han puesto de manifiesto sus discrepancias tanto sobre el doble uso de los productos amparados por la Denominación de Origen como sobre la constitución de una ‘comisión del envinado’, que la patronal bodeguera Fedejerez defiende que debe estar integrada únicamente por envinadores en contra de la opinión del sector productor.

Ante la falta de avances, los bodegueros sanluqueños decidieron dar el paso para que el consumidor tenga claro el origen de la Manzanilla que se embotella, si bien hay que recordar que el uso de vinos de crianza biológica -fino y manzanilla- para el envinado de botas es testimonial frente al del oloroso, mucho más extendido.

Rendimientos del viñedo

Por otra parte, en el pleno del vino se ha abierto una reflexión sobre la posibilidad de recuperar la capacidad de decisión sobre el rendimiento del viñedo en función del desarrollo de la campaña, aspectos coyunturales como el clima, la situación de mercado...

El Consejo Regulador, a diferencia de otras Denominaciones de Origen, como Rioja, renunció a esa posibilidad en la modificación de los pliegos de condiciones de 2010, en la que se fijó una producción máxima de 11.428 kilos de uva por hectárea para la elaboración de vinos amparados por la DO, y de hasta 14.285 kilos –que equivalen a los 70 hectolitros por hectárea autorizados por Bruselas– para productos complementarios -alcohol vínico, mosto concentrado rectificado...-.

En la última comisión del viñedo se abordó este asunto a instancias de un representante de las bodegas de Sanlúcar, que sin embargo se desmarcaron del supuesto interés de la asociación por llevar a pleno una propuesta en este sentido, entre otros motivos, porque los rendimientos actuales del viñedo, por debajo de 8.000 kilos/hectárea en la última vendimia, dejarían sin efecto cualquier ampliación.

El planteamiento, hay que insistir que de un representante de Bodegas de Sanlúcar a título individual, aboga por la supresión de los límites, también de los que rigen para los primeros años del viñedo tras su plantación – 2.857 kilos por hectárea en el segundo año; 5.714 kilos en el tercero; y 8.571 kilos en el cuarto–, para que toda la producción de la vendimia sea calificada a fin de paliar la escasez de materia prima disponible para el negocio del vino y el del ‘Sherry Cask’.

Dentro de la comisión del viñedo hay sensibilidad a favor y en contra de esta medida, ya que se bien los rendimientos bajos se asocian a una mayor calidad de los vinos, hay quien sostiene que no hay ningún aspecto técnico que lo justifique, ya que en una viña bien cuidada la uva tiene la misma calidad del kilo uno al kilo 14.000.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios