Marcos Ramírez | Mundial de MotoGP "Estaba muy fuerte, para ganar"

  • El piloto conileño, segundo en Sachsenring y cuarto en el Mundial, no se ve "fuera de ninguna quiniela" 

Marcos Ramírez, muy sonriente tras acabar segundo en el GP de Alemania. Marcos Ramírez, muy sonriente tras acabar segundo en el GP de Alemania.

Marcos Ramírez, muy sonriente tras acabar segundo en el GP de Alemania. / Leopard Racing

Comentarios 0

Marcos Ramírez ha conseguido el sexto podio de su carrera en el Gran Premio de Alemania, donde subió por primera vez en 2017. Hasta ahora, el piloto del Leopard Racing había obtenido cuatro terceros puestos y una victoria, la que llegó en Montmeló hace un mes. 

Tras escalar al segundo cajón en Sachsenring, Ramírez confesaba que la estrategia de carrera era intentar escaparse, pero las molestias en la rodilla izquierda -tuvo que correr infiltrado- se lo impidieron: "Me quería escapar, lo he intentado dos veces y casi lo hago, pero después de varias vueltas tirando a muerte la pierna me iba a estallar, ayer tuve que infiltrarme la rodilla y no podía quitar marchas. Ha sido una pena porque me veía tan fuerte que pensaba que podía ganar, pero en el cuerpo a cuerpo un tío tan grande como yo tiene todas las de perder porque la moto no corre tanto. Aún así lo he intentado y casi casi gano", explicaba.

El piloto andaluz suma dos podios -un primero y un segundo- en las tres últimas carreras, entrando en una fase de regularidad después de tres 'ceros' consecutivos: "A Montmeló llegue muy lejos en la clasificación, pude ganar y luego en Holanda hice un séptimo que me supo a muy poco y ahora un segundo puesto. Estamos en cuarta posición y muy contento. El equipo ha hecho un trabajo increíble, primero y segundo; ahora vacaciones y veremos qué podemos hacer en la segunda parte de la temporada, que seguro que será mejor".

Marcos Ramírez, rodando por delante de los italianos Dalla Porta y Fenati. Marcos Ramírez, rodando por delante de los italianos Dalla Porta y Fenati.

Marcos Ramírez, rodando por delante de los italianos Dalla Porta y Fenati. / MotoGP.com

En efecto, Ramírez confía en que la segunda parte del Mundial se dé mejor que la primera: "Sólo hay un circuito que no me gusta nada, que es Austria, porque un tío tan pesado como yo en curvas de primera y acelerar va jodidillo; pero Brno, Aragón, Valencia, Phillip Island, Malasia o Japón son circuitos que se me pueden dar bien. Peor que esta primera parte de la temporada no creo que vaya a ser, no soy un piloto que suela caerse, soy bastante seguro y no voy a lo loco", señaló.

"He cubierto el cupo de 'ceros' este año. He tenido muy mala suerte porque en Jerez estaba para ganar. Estoy cuarto y el objetivo es acabar en el 'top' tres"

Volviendo a la carrera que le ha valido el segundo puesto, se le cuestionó por si defendió a Dalla Porta de Canet, primero y segundo ahora en el Mundial, descartando que hubiera órdenes de equipo: "No, todavía es muy pronto. Él está primero en la clasificación y yo cuarto y no me veo fuera de ninguna quiniela. Si hace algún cero, estoy ahí. Yo ya he tenido tres ceros y he cubierto el cupo de este año. He tenido muy mala suerte porque en una de ellas estaba para ganar, que era en Jerez, y en las otras mínimo para puntuar. Con esos puntos estaría mucho más cerca. Estamos cuartos y el objetivo es estar en el 'top' tres", apuntó.

Por último, espera que las molestias en la rodilla izquierda queden en un susto: "No sé exactamente qué es, pensamos que puede ser una inflamación en el cartílago o una inflamación de la cápsula intraarticular. Lo más rápido era un chute n la rodilla y a correr. Ha salido bien, porque ayer no podía ni andar. El segundo puesto sabe a poco tal y como me veía de fuerte pero para como estábamos el sábado lo firmábamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios