Jaime Lopez | Actor jerezano de 'Intemperie' El 'Niño' que cautivó a Benito Zambrano

  • El jerezano, de 13 años, es junto a Luis Tosar, protagonista del último trabajo del director lebrijano

De ojos oscuros y tímida sonrisa. Aguanta la mirada sin pestañear mientras le retratan con el cartel de ‘Intemperie’, película de Benito Zambrano en la que interpreta al ‘Niño’. Y no es cualquier niño. Es, junto a Luis Tosar –ahí es nada–, el rostro y la voz del último trabajo del director lebrijano.

Pocas veces una tiene la suerte de entrevistar a un joven del que ya auguran una gran carrera cinematográfica, que se sienta con la inocencia de vivir un rodaje como una aventura de la que aprender cada minuto. Un niño de 13 años que habla con profundo respeto hacia la profesión y que se ilusiona porque al día siguiente va al cine de excursión con sus compañeros de clase. Es Jaime López. Es jerezano y es el ‘Niño’ de Benito Zambrano.

Nació el 2 de octubre de 2006 y recuerda que desde bien pequeño se divertía con las imitaciones. A los ocho años, su padre le avisó de que había un casting en Jerez para una película. Era ‘Techo y comida’, de Juan Miguel del Castillo. A pesar de que tenía fiebre insistió en hacer la prueba, y de la noche a la mañana empezó a formar parte del mundo del cine. “La fiebre no me iba a parar. Cuando terminaba el día de rodaje recuerdo que nunca me quería ir. Me lo pasé genial y me sentí en familia”, subraya. Interpretó al hijo de Natalia de Molina, quien por esta película del director jerezano (a veces a uno se le olvida el talento que hay en la ciudad) ganó el Goya a Mejor Actriz. Jaime tenía 8 años.

Con 11 se puso a las órdenes de Zambrano sin haber estado en ninguna academia. No le ha hecho falta. La sensibilidad de Jaime le lleva a meterse en papales nada fáciles para su edad. Y lo hace con la responsabilidad de un actor consagrado. “Cuando me veo me digo ‘mira, eres tú’. Me siento orgulloso de lo que hago y soy muy autocrítico. El cine es un arte y me encanta –ríe–. Además de conocer a muchas personas, puedo dar vida a un personaje que nada tiene que ver conmigo. A ese ‘Niño’ –los personajes de Zambrano no tienen nombre– le he dado vida yo... Es magia. El cine tiene mucha magia”, destaca Jaime.

“A Benito Zambrano lo conocí por primera vez en el casting y me gustó mucho. Sabía sacar lo mejor de cada uno. Vio algo en mí, no sé lo que es. Me eligió y trabajar con él ha sido fascinante. Ha sido un aprendizaje continuo, he querido llenarme de todo, de mucho cine”, relata el joven actor.

Durante dos meses Jaime compartió escena con Luis Tosar, del que también tiene palabras de admiración: “Cuando me dijeron que rodaría con él no me lo creía. Me encantó su trabajo en ‘Celda 211’ y ¡Dios mío! ¡Cuánta responsabilidad rodar con él! Trabajar a su lado ha sido impresionante. Cuando te daba la réplica prácticamente la interpretación salía sola porque él te hacía meterte en el papel. Pero es que además de todo esto, es una buenísima persona. Me ha tratado genial”.

El pasado fin de semana, durante la celebración de los Premios Goya, el ex futbolista Carles Puyol destacó el gran trabajo de Jaime durante el vídeo de presentación de la película ‘Intemperie’. “Cuando veo que está Puyol digo ‘buah, Puyol’, y de repente empieza a decir cosas de mí... No me lo podía creer. ¿Esto acaba de pasar de verdad? Me pregunté totalmente impactado”, recuerda entre risas.

A pesar de vivir la magia del cine, Jaime no olvida que su obligación es estudiar. Cursa 2º de la ESO en el Instituto Coloma y está totalmente convencido de que “la base de todo son los estudios. No los dejo”. Pero ¿y el futuro? ¿Qué quieres ser de mayor? “Me encantaría ser actor y algún día trabajar con Antonio de la Torre y Javier Gutiérrez... Lo que tengo también claro es que siempre iré a disfrutar”. Recuerden, es Jaime López.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios