Cultura

Kike Maíllo rueda 'Toro' con Mario Casas y Luis Tosar en el Cabo de Gata

  • El director de 'Eva' también cuenta con el veterano José Sacristán El actor de 'Magical Girl' defiende que el cineasta se mueve por "un territorio estético muy interesante"

El cineasta Kike Maíllo rueda estos días en las salinas de Cabo de Gata su nueva película, Toro, que protagonizan los actores José Sacristán, Luis Tosar y Mario Casas. Será algo más de una semana de rodaje en tierras almerienses lo que duren las filmaciones, antes de que el equipo se traslade a Galicia durante dos semanas más y finalice un rodaje que se ha desarrollado anteriormente durante un mes en Málaga. Esta producción de Apaches Entertainment y ZircoZine es la segunda película del director Kike Maíllo, ganador del Goya al mejor director novel por Eva. El cineasta cuenta con un guión de Fernando Navarro y Rafael Cobos, que han construido una historia de voluntad hiperrealista con gran acción y escenas de persecuciones de coches.

Mario Casas interpreta a un ex convicto que tiene muchas deudas con la mafia y emprende una huida frenética y salvaje junto a su sobrina. Es el apodo del personaje de Casas el que da título a la película, Toro, un joven que llegará a la ciudad para alterar la vida de su hermano mayor (Luis Tosar), integrado socialmente tras enterrar su oscuro pasado. Kike Maíllo se muestra muy contento con la marcha del rodaje: "Las sensaciones son buenas, el material que vamos sacando está muy bien. Almería se convierte en uno de los emplazamientos más importantes de la película, que es donde vive uno de los personajes clave, amigo de los dos hermanos, que están pasando un mal momento y deciden retirarse al Cabo de Gata".

Maíllo explica también al Grupo Joly que "la película habla de una Costa del Sol donde el rendimiento básico es el turismo, pero que esconde otros negocios menos legales". Un submundo que conoce bien el personaje de Luis Tosar, implicado en una organización "donde hemos estado todos los hermanos involucrados, aunque ya los demás han salido de la organización y sólo quedo yo", resume el intérprete. El mayor peso dramático recae en Mario Casas, protagonista principal de Toro. El actor no había rodado antes en Almería. "Me interesa que la película una vez concluida le guste al público -afirma Casas-. Para mí es un lujo estar en Almería y poder trabajar con dos actores que son referentes en el cine español como son José Sacristán y Luis Tosar. Estar al lado de dos grandes me permite aprender. Y además Kike Maíllo es un director que te aporta mucho, da gusto trabajar con él".

El veterano actor José Sacristán, en un descanso del rodaje, confiesa estar "encantado de participar en este rodaje". "Me parece una película que tiene una pinta maravillosa -continúa-. Para mí es un thriller racial, hay una peripecia que se cuenta con persecuciones, tiros, violencia y asesinatos. La clave estética en que está contada la película es un acierto". Sacristán apunta también que "la película es un producto compuesto por ingredientes diversos pero no muy parecidos entre sí. Por un lado, está el reconocimiento de unos problemas que sufren unos personajes con nombres y apellidos, con caras y ojos que todos conocemos. Después, esos problemas se resuelven en unas claves que no es la crónica social ni el realismo al uso. Para eso Kike Maíllo mueve la cámara en un territorio estético o formal muy interesante. Conseguir el equilibrio es el acierto de la película".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios