Cultura

'La Traviata' recupera la "esencia" de Verdi en el Teatro Villamarta

  • María Ercolano e Ismael Jordi protagonizan esta producción del coliseo jerezano con las entradas agotadas para sus dos funciones los próximos días 11 y 13

'La Traviata' recuperará la "esencia" de Verdi en el Teatro Villamarta los días 11 y 13 de noviembre. Esta es la intención tanto de Francisco López como de Carlos Aragón, director de escena y musical, respectivamente, de esta producción del coliseo jerezano con las entradas agotadas desde hace ya dos semanas. La soprano María Ercolano e Ismael Jordi protagonizan este título operístico, uno de los más representados y populares del género.

El acto de presentación de este montaje contó con la presencia de la delegada municipal de Cultura y Fiestas, Dolores Barroso, quien destacó que 'La Traviata' fue una de las primeras producciones de ópera realizadas por el teatro jerezano y que su puesta en escena en otras ciudades del país supuso "una magnífica carta de presentación sobre una manera de hacer las cosas". Añadió que, en esta ocasión, "se vuelve a incidir en una línea de trabajo: contar con jóvenes cantantes españoles, los recursos artísticos de la provincia y los propios, a través del coro del propio teatro". Asimismo, hizo referencia a la importancia de "crear nuevos públicos" a través del programa pedagógico que, en torno a este título, se ha puesto en marcha en los institutos de la ciudad.

"Espero no haberme inventado nada. Todo está en la partitura", señaló el director de escena, Francisco López. De esta manera, incidía en la idea de que este montaje "intenta ser un fiel reflejo de la esencia plasmada por el compositor". Asimismo, hizo hincapié en la vigencia del argumento "ya que es una historia de 1853, pero también de hoy", apuntó. Una trama que tiene como centro al personaje de Violetta Valéry, papel en el que debuta María Ercolano.

En su opinión, "en 'La Traviata' hablamos del alma y en ella el principal foco de atención es una mujer que está condenada por muchas razones: una enfermedad, no haber conocido el amor verdadero y, una vez encontrado, tener la oposición de la sociedad". Todo ello, según Francisco López, "la conduce al sacrificio, la muerte, cuando el individuo reivindica su singularidad y no quiere ser sólo un miembro de la masa". El hilo argumental queda trazado en una especie de 'flash-back'. Así las cosas, entre el preludio del tercer y primer acto, "nos encontramos en una noche de insomnio de Violetta, el sueño de una moribunda que intenta recordar los buenos momentos de su vida", señaló.

En cuanto a la lectura musical, el maestro Carlos Aragón manifestó que su propuesta está vinculada también con esa visión de rescatar al verdadero Verdi. "Es una interpretación de la partitura en la que hemos intentado eliminar los añadidos -precisó- de modo que la música recupera las claves del belcantismo y las voces suenan más naturales, permitiendo a los cantantes perfilar sus personajes". Aragón se mostró muy contento por asumir la dirección musical. "Es como si me hubiera tocado la lotería -afirmó- porque afronto un título emblemático junto a un grupo de grande artistas a los que considero mis amigos y en una ciudad donde he fijado mi residencia". A su juicio, la ópera "es un espectáculo teatral con un ritmo dramático y que, además, tiene una parte destacada la música y el canto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios