Análisis

Manuel sotelino

La elegancia del consejo

Como ya se preveía el pleno de hermanos mayores que cerraba el curso cofrade y decidía la forma de reparto de los ingresos de sillas y palcos se presagiaba calentito. Era lógico si además se añadía el morbo del famoso laudo que, en teoría, obligaba a las vísperas, glorias y sacramental, la devolución de un dinero que, posiblemente, ya tenían hasta destinado en sus presupuestos.

No quiero seguir con el asunto porque ya se ha informado sobradamente. No es necesario hacer más sangre de, a mi entender, la penosa imagen que se dio a la ciudad por parte de los cofrades.

Hoy me quiero detener en la postura del consejo directivo de la Unión de Hermandades. De su presidente y de sus consejeros. A pesar de haber sido llamado por algunos como el periodista de cabecera del órgano de Curtidores, nunca me lo he pensado dos veces cuando de darle un toque al consejo se trataba. He sido el más combativo. En este sentido, habría que indicar que nunca un periodista cortesano habla mal del amo. Quien de aquello me tachó se da de bruces porque no es mi estilo ni cobro por hacer de vocero del consejo. Pero hoy sí quiero resaltar al consejo. Un consejo que habrá podido cometer errores como cualquiera, pero que ha sabido salir con elegancia ante un asunto que le quemaba en las manos y del cual era parte como era el laudo de las devoluciones.

Desde Curtidores, siempre se le dijo a este informador que nunca se respaldaría una devolución. Recuerdo a una voz autorizada decirme que "lo dado, entregado está y no está en nuestros planes una devolución".

Después vino el pleno y, como se esperaba que parte de la asamblea solicitara los menos de cuatrocientos euros a los que caben por barba en las devoluciones, el consejo, tenía su 'as' en la manga para proponer un sistema en el que nadie tuviera que devolver en metálico. La permanente no intervino en ningún momento y hubo un momento en el que 'Dioni' puso su cargo a disposición del pleno. Eso es elegancia. Y hoy lo quería sacar a flote.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios