Análisis

Juan alfonso romero

Ya suenan las zambombas en Jerez

Ya se escuchan los ensayos en diferentes puntos de la ciudad. Si todo continúa y evoluciona de forma favorable podremos recuperar todo el esplendor, el ambiente y la esencia de nuestra Navidad. Una Navidad en Jerez que se diferencia del resto de fiestas o costumbres de otras localidades por nuestra particular zambomba y su influencia flamenca. Son dos años prácticamente sin vivir una Navidad como de costumbre y ya empezamos a escuchar los murmullos, ya están las entradas de las Zambombas del Villamarta a la venta, ya suena la Zambomba de Jerez por los rincones y ya hay ojos amigos de otros libros de la geografía nacional que han anunciado su presencia en la Navidad de Jerez.

La extraordinaria y rica programación del Teatro Villamarta acogerá este año las Zambombas de la Federación de Peñas de Jerez que dirige Juan Manuel Moneo, la novedosa y atractiva creación para esta Navidad de Antonio Malena 'Noche Buena de los grandes' o la de Pepe Del Morao, que nunca decepciona, así como la consolidada forma de expresar la Navidad de Luis Periquín y otros espectáculos alrededor de la Navidad, como el de Felipa Del Moreno que es novedad este año también. Todo esto enriquecido con unos elencos de primer nivel para que Jerez siga siendo la referencia.

Tenemos que sumar a este programa local la gran oferta popular de barrios, hermandades, asociaciones y por supuesto las zambombas de las Peñas Flamencas, y por otro lado las que tradicionalmente organizan los diferentes negocios de hostelería. En definitiva, se prevé una Navidad en la que habrá que tener por un lado mucho tacto en no desvirtuarla por la ansiedad acumulada de estos dos años atrás y tener muy claro por parte de las autoridades competentes -y alguna incompetente- si se puede llevar a cabo porque las aglomeraciones se tendrán que permitir, ya que pensar en una Navidad de verdad como estamos acostumbrados es pensar en aglomeraciones. Es como imaginarse que se decide llevar a cabo la salida de la Virgen del Rocío sin contemplar la masa de gente y de aglomeraciones que sería imposible controlar, y vaya ud condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios