Anotaciones al margen

Ambición obscena

No puede ser que existan territorios privilegiados y el gran descaro político es que los hay

El curso político va dando a su fin y Pedro Sánchez está intentado que se cierre de manera glamurosa y triunfalista. Todo apunta a que su gira norteamericana iba por ahí, en la que lo que más ha vendido ha sido su propia figura; publicitándose, además, nada menos que cómo político que cumple. Desde luego, el mérito de este presidente reside en que cuando declara cosas como esto último no le entre una risa incontrolable, pues la lista de aquello con lo que se compromete y que después no las hace es gruesa y larga. Posiblemente, se dirá a sí mismo que allí en EE UU tampoco estarán al día de la política española y que es fácil que sus palabras cuelen. Pero también habría que sumar a ese cierre esa Conferencia de Presidentes extraordinaria que se celebra hoy en Salamanca con solo dos puntos en el orden del día que, aparte de no cumplir con el reglamento, únicamente se le concede cinco minutos de intervención a los presidentes autonómicos. Si esto es así, al margen de otras consideraciones, podría pensarse que los citados puntos son de puro trámite -que no los son- o que lo único que persigue Sánchez es un puro formalismo para hacer lo que le viene en gana. Incluso, se sabe que hay un mensaje de "cuidadito con quien no asista", por el hecho de que Moncloa dispone de una gran capacidad para decidir el reparto de los fondos europeos, lograda gracias al apoyo de Bildu y a la abstención de Vox. Ahora bien, siempre están las excepciones del País Vasco y Cataluña. Urkullu, hasta ayer, no ha confirmado su presencia, pero, como es habitual, el PNV ha puesto precio y en este caso ha sido la cesión de impuestos (transferencia del IVA de ventas a distancia, el de las transacciones financieras -tasa Tobin- y el de los servicios digitales -tasa Google-). Por su parte, Aragonés, no irá. Sin embargo, ¡cómo va a tener él problema! Para eso tiene reuniones bilaterales con el Ejecutivo, en tú a tú sin nadie que se entere de lo que se cuece. Por supuesto, que cada comunidad autónoma tiene sus particularidades y circunstancias y, por ello, más allá de las soluciones generales a los problemas que han de darse para toda España, hay que atender también a esos otros que se derivan de esas características diferenciales de cada una de ellas. Ahora bien, bajo ningún concepto, lo que no puede ser es que existan territorios privilegiados y el gran descaro político es que los hay; hasta lo dicen presidentes autonómicos del PSOE. Todo es fruto de la ambición obscena de poder de Sánchez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios