A rienda suelta

Francisco Reinoso

Blasfemia laica

BLASFEMIA solo el que cree en el objeto o sujeto sobre el que maldice. Los ateos, los agnósticos, no tienen oportunidad de blasfemar, porque ¿cómo blasfemar sobre algo al que se le niega la existencia? Hay muchas formas de blasfemar sobre las deidades, personas santas o lugares sagrados. El político que ejerce de tal, cree en la elección libre de los representantes del pueblo. Pero cuando se les cuestionan blasfeman contra la democracia. Los Sres. Pons y Floriano, cargos del PP, el Sr. Arriola, asesor de Rajoy, imprecan sobre la elección de Podemos e IU. Al conspicuo Felipe González tampoco le gusta ese ataque al bipartidismo. Reniega de las luchas populares en las conquistas sociales. Afirma ser de la "casta" y otorga, concede, dispensa beneficios al pueblo. Rajoy y González coinciden en lo bueno del bipartidismo. La pregunta correcta sería entonces, ¿bueno para quién?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios