Crónicas Levantistas

Juan Manuel Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Los Cayenne los andan regalando

Nueve de cada diez andaluces de más de 40 años tienen la pauta completa de la vacuna, y lo mismo ocurre en el resto del país

Los adolescentes no temen a la muerte, pero viven el día como si fuese el último; es la máxima expresión del carpe diem, se angustian la noche de verano que no salen, como si temieran que el ligue no volviera a pasar nunca jamás por esa estación. En mi casa hay una adolescente confinada por Covid y lo lleva con mejor paciencia que un cartujo, ni habla ni protesta, pero la razón es bien sencilla: todos sus amigos y amigas se encuentran en la misma situación. No es que se hayan contagiado juntos, es que desde que finalizaron los exámenes han hecho el mismo tipo de vida, son como el agua que se desparrama de entre las manos, no hay contención posible. Se comunican por Whatsapp, ven las mismas series y se han marcado el próximo miércoles como el día de la última PCR.

Nueve de cada 10 andaluces mayores de 40 años tienen la pauta completa de la vacuna contra en Covid, un 88% para ser exactos. Ocurre lo mismo en todas las comunidades autónomas, no hay una diferencia de más de tres puntos porcentuales entre ellas, España es el país que más ha vacunado del conjunto de los más poblados. En la Unión Europea sólo nos supera Malta, que podría vacunar a los habitantes de Comino, una de sus tres islas, con dos culines de Jesús Aguirre. España va como una moto. A pesar de los agoreros, el 70% de la población estará vacunada a finales de agosto, la economía creció en el último trimestre medido, el que finalizó en junio, un 2,8%; un 19,8% si se compara con el mismo periodo de 2020.

Los países que vacunen antes y más saldrán muy beneficiados en lo económico. No sé si eso tendrá que ver con la proliferación de los Porsche Cayenne que te adelantan por la autopista y aparcan en los hoteles de la playa, es como si lo estuviesen regalando por vacunarse. Estos todoterrenos, juntos a los Audi, Jaguar y bemeuves de su clase son los coches del verano, algo ha debido cambiar.

Después, claro, están los adolescentes y los que se infectan aunque hayan sido vacunados, pero esto es convivir con el virus. Excepto casos graves que no representan ni una unidad porcentual -un 0,032% del total vacunado va al hospital- , el Covid se pasa sin apreciar el aroma del bienmesabe, duele un poco la cabeza y con algo de ánimo, quizás el termómetro suba unas décimas.

El coronavirus y todas sus variantes son inexorables, no negocian, aunque hay que pasar la página de las nuevas restricciones. No abrir más, pensar muy bien lo de las romerías, ferias y saraos multitudinarios, pero hay que seguir vacunando hasta agotar al rebaño para convivir con esta presencia tan vírica.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios