Jaime Battle

Españistán

Saque de banda

20 de abril 2017 - 02:09

España ocupa el antepenúltimo lugar en pobreza infantil de toda la UE, detrás de Rumania y Grecia. Dicha pobreza alcanza al 40% de nuestros niños, y esta es una realidad no opinable; último estudio de Unicef.

Nuestra tasa de empleo es del 59,6%, la cuarta por la cola de los países de la OCDE, sólo por delante de Turquía, Grecia e Italia.

En la tasa de empleo juvenil, antepenúltimos, sólo superamos a Italia y Grecia, con un paupérrimo 18%. Tampoco estos datos son opinables. Esto es cruda realidad. De estos temas no oímos hablar a nuestros políticos; antes al contrario, les escuchamos vanagloriarse del descenso del paro, pero sin contarnos la verdad, que han descendido las cotizaciones a la Seguridad Social porque impera el trabajo temporal y precario.

¿Cómo es posible que la décima economía del mundo tenga estos datos tan negativos? La respuesta es sencilla y tiene tres componentes: no generamos recursos públicos, al no generarlos financiamos con deuda pública la corrupción y el déficit fiscal, lo cual lleva a una desigualdad económica galopante; ergo, pese a las apariencias, somos cada vez más pobres y estamos cada vez más lejos de poder adaptar nuestra estructura empresarial al carril del futuro. Para que se hagan una idea, ocupamos el puesto 46 en digitalización de nuestras empresas, siendo la décima economía mundial.

Por no hablar de los índices de fracaso escolar, a la cola de Europa, especialmente en Andalucía.

Jugamos en tercera división y cuando oímos a nuestra clase política hablar de las mejoras del paro y bla bla bla... suena como si jugáramos la Champions, pero la verdad, lo que dicen los datos es como si estuviéramos hablando de que el Hospitalet, que es el equipo de fútbol de mi pueblo, fuera a ascender de Tercera a Segunda B.

Esta es la realidad, que jugamos en Tercera, pero el problema es que somos un país grande en población. Mal asunto; peor futuro.

Enmascarando esta realidad nos enseñan las playas llenas a rebosar. El 90% es turismo barato.

Antes eran los toros, ahora son las playas a rebosar y que el Madrid vuelve a ir bien.

¡¡Parece que tenemos un balón de Nivea en la cabeza!!

También te puede interesar

Lo último

stats