LA TORRE DEL VIGÍA

Juan Manuel / Sainz Peña

Heidi y el móvil

MI mujer y yo tuvimos la precaución y también el gusto de comprar unos cuantos DVDS de antiguas series de dibujos animados para que nuestra hija pudiera aprender algunas cosas de cierta utilidad y valor para la vida que le espera. Además de "Jackie y Nuca" -dibujos a los que aún no les hace ni puñetero caso-, le compramos "Heidi", a la que no le quita ojo mientras come o, simplemente, pasa el rato.

"Heidi" ensalza el valor de la amistad, el respeto por la naturaleza y por las personas, y, por suerte, no está contaminada con ningún brote de violencia ni de estupidez de los que ahora abundan en los tele, donde sobra bastante de esa violencia y falta el significado de unos valores que, si no se enseñan a los críos desde la cuna, difícilmente van a adquirirlos cuando tengan edad de irse al Zara a comprar trapos o a castigarse el hígado en cualquier botellón de fin de semana.

La semana pasada mi mujer y yo perdimos en el Jardín Escénico un teléfono prácticamente nuevo. Seguro que nos levantamos del césped y se nos cayó sin que nos diéramos cuenta. Al llegar a casa, claro, ya era tarde para ir a buscarlo, así que llamamos pero lo habían apagado. Adiós al teléfono, pero, lo más grave: adiós a los muchos vídeos y fotografías que guardábamos de nuestra hija en la tarjeta de memoria.

No podemos señalar con el dedo, pero aquel día, y a esa hora, solo había grupitos de chavales en el parque. Jóvenes de 12 a 15 años que, si encontraron en teléfono y vieron las fotos, debieron entender que era de alguien, y que ese alguien lo estaría buscando. Pero no esperaron a que llamáramos para reclamarlo. Simplemente lo apagaron y se lo quedaron. Nadie les enseñó en su casa que no hay que quedarse con lo que no es de uno. Nadie les mostró el valor de la honradez. Nadie les aconsejó sobre lo que está bien o lo que no lo está. Tal vez su infancia recién perdida discurrió entre video juegos que no enseñan nada y tele series de mierda donde todo vale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios