Jacarandas en la Alameda Vieja de Jerez

Jacarandas en la Alameda Vieja de Jerez

AL fin llegaron mayo, la Feria de Jerez y con ellos una floración inigualable, la de las jacarandas que llenan y embellecen la ciudad cubriéndola toda de un azul precioso, del color del cielo, de la mar y hasta de nuestra bandera, el color de Jerez, aunque con permiso del ámbar de sus amontillados y olorosos.

No se sabe porqué, quizá por el tradicional buen gusto que hemos tenido los jerezanos desde siempre, pero el número de ejemplares de este singular árbol, 'Jacaranda mimosifolia' es tan enorme, que solo es superado por tres grandes ciudades del mundo, Lisboa, Pretoria (Sudáfrica) y Buenos Aires, donde hay plantadas más de 11.000 ejemplares.

Y en nuestra ciudad también las hay a miles y por doquier. Todas ellas majestuosas, pero envidiables son las de Alameda Vieja y sus insuperables atardeceres con la catedral al fondo; las numerosas calles pobladas con ellas en Puertas del Sur, el Paseo de la Rosaleda y la belleza de las avenidas que rodean el Estadio Chapín, donde hasta puede admirarse un ejemplar de flores blancas.

Con todo, nos quedamos con los palios azules que cubren nuestra Porvera y con la elegancia de la Avda. del Pintor Rodríguez Losada. Ambos lugares son considerados por muchos vecinos como los más hermosos de la ciudad.

Hay personas que se desesperan, o incluso odian a estos magníficos árboles, porque dicen que “ensucian sus coches” o piensan que sus flores desprenden una “pringue pegajosa”.

Pero no saben que los mismísimos dioses, de casi todas las civilizaciones, pasearon sobre alfombras de flores al igual que lo hacen ellos y que “ese pegamento” proviene de los pulgones que acuden solícitos y atraídos por su afortunado perfume.

Como curiosidades añadir que el nombre real de esta maravilla de árbol es 'jacarandá' y su plural, por tanto, debería ser 'jacarandaes' y que sus semillas, parecidas a unas castañuelas, son denominadas “aplausos de monos” en lengua guaraní y en el Cono Sur, de donde provienen estos árboles, que a pesar de todo son tan, tan nuestros.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios