Tirbuna Libre

Pepe Marín

Flamencólogo

A Juan Enri mi emocionado recuerdo flamenco

A ningún aficionado de Jerez se le oculta que Juan Enri Sánchez, uno de los fundadores de la más veterana peña flamenca jerezana, ‘Los Cernícalos’, perteneció a ésta en cuerpo y alma, como tampoco debe ocultársele su vinculación –en mayor o menor medida-, al resto de las entidades que conforman la familia peñística-flamenca de nuestra ciudad. Así de esta o parecidas formas lo comenté en el breve obituario que Diario de Jerez tuvo la atención de insertar en su edición del pasado domingo, día 28 y, en el que, así mismo adelantaba una más completa información centrada en la personalidad del gran aficionado y amigo, concretamente en una especial intervención suya en el DVD titulado ‘Jerez Auténtico’, peña La Bulería, momentos mágicos en ‘El baile y el cante’ y en el que, junto a un “puñao” de aficionados y profesionales, Juan Enri remató su intervención con su peculiar versión de ‘El Bombero’, un número que si nació en Cádiz –dónde si no-, Cayetano Fernández ‘Nano de Jerez’ lo hizo suyo durante años y Juan Enri lo adaptó y adoptó con la consiguiente complacencia de todos los auditorios flamencos que tuvieron la suerte de vérselo y oírselo.

El referido DVD, producido por Azotea Flamenca, tuvo en la producción artística y realización a Alberto Calleja y Luis Maria de la Cueva, aparte de un nutrido grupo de profesionales intervinientes en la realización.

Fue un 30 de septiembre del año 2005 cuando la peña flamenca La Bulería, entidad anfitriona, presidida en aquel momento por Manuel García García y, contando con un secretario de tan fina estampa como Antonio Cosano Ramal, nos convocó a un encuentro gastronómico-flamenco en el que de entrada Juan Enri, con la ayuda de Domingo Quirós ‘El Mutilao’ fue el encargado de cortar un jamón cinco jotas –sin cuchillo jabonero-, con el mismo arte que más tarde, con la repajolera gracia su baile, triunfaría en el escenario de la entidad de calle Marimanta, local compartido con la Academia de baile de Ana María López y cuando los asistentes diéramos fin a una berza gitana que Paco Ruiz Méndez y su hermano Manuel aportaron altruistamente para la ocasión.

Antes incluso de haber puesto fin a lo servido y, como impulsados por un mágico resorte se configuró el “tálamo” en el que cante, baile, toque de guitarra y palmas se erigieron en protagonistas de una fiesta en la que Juan Enri, en flamenca compaña con El Pito, El Sorri, El Mutilao, Luis de la Tota, Eva Rubichi, María del Carmen Cervantes, Esther Aranda, Saray y la ya citada Ana María López pusieron la guinda del baile con el respaldo de los cantes de Uño, Juanillorro, Antonio ‘El Cañero’ y Monea y los toques de Domingo de los Santos ‘Rubichi’, Miguel Salado y Carbonero hijo. Hubo una colaboración especial: la del siempre recordado y nunca bien ponderado Juan Moneo Lara ‘El Torta”’.

Aprovechando tan feliz ocasión pudimos dialogar con el por entones presidente de la Federación Local de Peñas Flamencas, Francisco Orellana, Antonio García ‘El Platero’ y por supuesto con Juan Enri, -a la memoria del cual muy especialmente dedicamos esta información- quien nos habló de sus vivencias, de su afición flamenca y de su espectacular versión de ‘El Bombero’, cuya interpretación solicitamos y conseguimos entre el aplauso unánime de los muchos presentes aquel día de septiembre en el seno de la peña flamenca La Bulería, sita en el corazón del popular barrio de La Plazuela, equidistante de las ermitas de la Yedra y San Telmo y la iglesia de San Miguel, esa de la que dice la copla ‘Mi torre de San Miguel, filigrana de plateros’. Descansa en paz Juan Enri Sánchez, flamenco amigo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios