Desde el nido del cuco

¿Libertad o jaula de oro?

Es bastante frecuente en estos días del mes de junio encontrar por la calle pollos volantones de determinadas especies de aves que han caído del nido y que con mayor o menor fortuna son recogidos por viandantes que o lo depositan en un sitio oficial o lo crían ellos mismos. De esta forma, gorriones, jilgueros, vencejos, cernícalos… pasan a depender de seres humanos para asegurar su futuro. Lo que no es tan normal es encontrar en pleno Parque de La Unión un joven de cogujada común (Galerida cristata) cruzando un paso de cebra. Esta especie es propia y abundante en áreas abiertas con cultivos de cereal, rastrojeras, pero no de ciudades. Un amigo lo encontró y se lo cedió a otro amigo mío para su cría. Este amigo ha transformado una habitación de su casa en el lugar de cría del ave, teniendo que buscar lombrices, grillos y caracoles, entre otros productos, para su alimentación. 'Zascas', que así se llama el pájaro en honor al Rey Felipe VI por la respuesta que dio en estas rondas de consulta a una diputada catalana que le había transmitido un mensaje de Puigdemont, ha crecido y a mi amigo se le plantea el futuro de la cogujada.

Pertenezco a una tertulia que, en torno a unas copas de palo cortado, debatimos de tiempo en tiempo diversos temas. A ella pertenece mi amigo el cuidador de la avecilla. Y allí se planteó su futuro. Algunos decían que era un ave muy bella y que con los cuidados y alimentación adecuadas tendría una prolongada y cómoda vida alejados de los peligros que afrontaría de volver a su medio natural. No les faltaban razón; en el campo, aguiluchos, gatos y sobre todo seres humanos pondrían en peligro su vida. Otros decían que un ave salvaje debería estar en su hábitat y ser lo que su instinto le marcara. Es cierto que con una jaula en la que los barrotes fueran de oro estaría a salvo de sus predadores, pero no es menos cierto que tener unas rejas sobre su cabeza no era propio de su especie, mejor tener encima toda la bóveda celeste como límite de sus vuelos. Que por un instante, uno solo, se sintiera un ser libre. Después del debate hubo unanimidad, 'Zascas' será liberada. Un brindis por su libertad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios