LÍNEA DE FONDO

Santiago / Cordero / Santiago.cordero@jerez.es

Llegaron las rebajas

DEspués de las fiestas tocan las rebajas de enero. Nuria Auxiliadora Orellana Cano, Magistrada-Juez del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Cádiz, autoriza al Xerez a comprar jugadores en el mercado de invierno, pero a precio de ganga. Nada de gastarnos el millón y medio que queríamos, 975.000 euros y ¡Va que chuta! Con esa cantidad Miguel Ángel Rondán se tendrá que ir de compras a las rebajas y fichar a un delantero que llegue en forma, que esté motivado e ilusionado, que se involucre en la salvación del equipo, que se adapte rápidamente a los compañeros y al mister y que guste a la afición. ¡Ah! se me olvidaba, que meta goles, muchos goles, los goles que le faltan al equipo, lo único que nos puede dar alguna mínima opción de permanencia.

Dicen que en Jerez sobran grandes superficies comerciales, a pesar de que pronto abrirán más. El problema para el Xerez y para Miguel Ángel es que los jugadores no se pueden comprar en esos comercios. Con lo fácil que sería decir "Morales, que voy al Pryca a por un par de delanteros", coger el coche, pelearse con las Marías por el delantero, ponerse el la cola de la caja, pagarlo (con pagarés por supuesto) y llevárselo a Ziganda para que lo ponga a jugar.

Como digo el problema es algo más difícil porque si a esta altura del campeonato el mercado es complicado y escaso, el de los delanteros buenos, bonitos, baratos ¡Ah! y que metan goles, muchos goles, ya ni os cuento. Pero ahí no acaba la cosa, imaginemos que rebuscando en las rebajas Rondán encuentra el chollo. Seguros que cuando le echa la mano se encuentra con cuatro o cinco directores deportivos (antes llamados secretarios técnicos) jalando del jugador. Uno por un brazo, el otro por una pierna, que si yo lo he visto primero, que si es mío que lo cogí antes. En fin, cosas de la rebajas.

La situación para Miguel Ángel no acaba realmente ahí, como en una buena película de los Hermanos Marx, la cosa tiende ir enredándose a medida que nos acercamos al final, porque realmente deberíamos preguntarnos ¿Existe algún jugador que esté motivado, ilusionado, involucrado, adaptable y goleador que quiera venir al colista de primera que además vive una gran crisis institucional y económica? Sinceramente si Miguel Ángel lo encuentra habría que hacerle un monumento o ponerle al menos su nombre a una rotonda. Mientras tanto sigo pensando lo que dije la pasada semana, esto es cosa del vestuario, del amor propio, el esfuerzo y el compromiso de los jugadores. Hoy toca otra lucha contra Goliat. Ánimo, David fue capaz de ganar una vez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios