LAS bicicletas están de moda. Y buena prueba de ello es que este artículo suele dedicarse en numerosas ocasiones a narrar las cuitas de este colectivo. Los más jóvenes suelen mostrarse comprensivos. Consideran que el fin (cuidar el medio ambiente) justifica los medios. Y es ahí justamente donde se equivocan. En la actualidad, de todos los usuarios de la vía pública -conductores de vehículos pesados, de turismos, motoristas, peatones y ciclistas- son estos precisamente estos últimos quienes más desprecian al resto de usuarios de la vía. ¿Metería usted su coche por una zona peatonal? ¿Utilizaría con su turismo un paso de cebra para pasar de una calle a otra? ¿Pudiendo ir por una vía especialmente diseñada para usted optaría por entorpecer al resto de usuarios yendo por donde le da la gana? En caso de que usted conduzca coche o moto habrá respondido "no" a todas estas preguntas, algo que buena parte de los ciclistas de esta ciudad no pueden hacer precisamente. Para solucionarlo sólo hay una solución. Y muy en boga estos días por cierto: multar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios