Disculpa que te perdone

Juan Alfonso Romero

Nos dan “coba con el covid”

Algunos con el “efecto cabaña” no quieren salir de casa, ni volver a trabajar, ni salir del ERTE porque están muy cómodos. Trabajar es malo, duele, “hace pupa”. Como diría un amigo : “Se han acochinado en tablas”. Es cierto rotundamente que la grave crisis generada por la pandemia ha originado un gran aumento del desempleo, nadie lo duda, ya sea temporal como definitivo si no se recupera la economía. Pero también es cierto que una gran mayoría de las familias han pasado el tiempo de la cuarentena realizando teletrabajo. Es decir, trabajando desde casa y sin poder salir por las medidas de confinamiento.

Esta situación ha generado una imposibilidad de gastar aunque quisieras hacerlo. No has gastado combustible porque no has tenido que desplazarte , no has gastado prácticamente nada en bares y restaurantes porque estaban cerrados. Ningún gasto en las tiendas, los mercados. y hasta los “chinos”. Ningún gasto de los habituales. Todo reducido a la mínima expresión.

Otros trabajadores han estado protegidos por los ERTE con bajas temporales o bien con ayudas extraordinarias que se han puesto en marcha en este tiempo. En definitiva, que la limitación y escasez de oferta ha producido también un extraordinario ahorro en muchas familias. Muchos trabajadores que han tenido suspensión de trabajo temporal y sus ingresos han sido del ochenta por ciento de su sueldo habitual, han tenido también y al mismo tiempo una reducción del gasto sobre un veinte o treinta por ciento. Todo hay que decirlo.

Sabemos que en Jerez no hay un músculo fuerte de empleo ni de tejido industrial, pero el sector de empleos de calidad y funcionarios que también es alto habrá notado ese ahorro. De este modo, la velocidad de la recuperación también dependerá de que se pongan en movimiento estos ahorros o también llamados “beneficios extras no previstos”. Ese dinero está ahí y además de servir ante un posible fondo de reserva para un posible rebrote, también es verdad que si se pone en circulación, una vez se vaya consolidando la desescalada, puede ser una gran ayuda para recuperar el tono de consumo. Para activar así el flujo de economía circular. Los que estáis “en el taco” no dejéis ese dinero guardado y ocioso. Soltar la “pastora” y ponerlo en mercado ¿vale?.

Si esto fuera así, estaríamos hablando de esa recuperación en forma de V. Hemos visto que el turismo nos mira con mucho cariño y esto se notará en beneficio de Andalucia por ejemplo. El IBEX35 ha experimentado subidas importantes en estas semanas pasadas aunque esta última ha sido más discreta la evolución. El ahorro extra inesperado hay que gastarlo a medida que se vaya pasando la incertidumbre y desconfianza. Por otro lado, es necesario minimizar el constante desencuentro en la política. Es de vergüenza el numerito que están dando constantemente. Es de tal magnitud el bajo nivel de la política que cuando vemos que llegan a un acuerdo entre todos -como la renta mínima vital- nos parece algo de ciencia ficción. La renta mínima vital nos puede ayudar de forma temporal pero no debemos permitir que la dejen para “drogar o dormir al pueblo”. Necesitamos la caña y no el pescado. Es conveniente y necesario que se rompa la tendencia que nos impone ‘el Coleta’ de convertir España en una fábrica de pobres y vaya ‘usté condió’.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios