Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

El sermón

Miguel Ángel Revilla ha estado en Sevilla, pero no nos ha traído latas de anchoas; no se preocupen, las tienen en Trifón. El periodismo digital se ha vuelto loco con las listas: las diez marcas de anchoas que no se pueden perder; los diez mejores bares de caracoles de Andalucía; las diez cosas que no sabían de Miguel Ángel Revilla. Las lees y palpas la presencia del bisoño periodista recién llegado a la redacción. "Anda, hazme una lista sobre gin-tonics". La primera: Miguel Ángel Revilla nunca ha ganado las elecciones en Cantabria. Este hombre que nos da consejos todas las noches a través de la pantalla, que es la esencia del sentido común, que cuenta las verdades del barquero, que es la sensatez en las tertulias donde se devora la carroña sólo es un hallazgo televisivo, un juguetito más para estimular las audiencias, sus consejos sobre economía son los de José Mota: las gallinas que salen por las que entran, cuenta vacas y acertarás. Y resulta que el tipo nunca ha ganado unas elecciones, sermonea por España y aconseja: "Necesitamos un PSOE fuerte". Claro, él en especial, para que le siga votando en las investiduras. Tal como los programas del corazón han creado personajes que sólo son lo que son en la pantalla, las tertulias políticas nos han traído este tipo de fantoches de pico de oro y de cimientos tan débiles como sus éxitos reales.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios