El próximo domingo tenemos la responsabilidad de acudir a las urnas para elegir y decidir quienes son los que nos van a gobernar en nuestra ciudad. Precisamente por esa responsabilidad que nos toca ejercer debemos asistir, comparecer o dar la cara por nosotros mismos y por nuestro futuro, el de nuestros hijos y vecinos. La inteligencia de un pueblo se mide a la hora de elegir a sus representantes. Seamos inteligentes y decidamos con responsabilidad. Las opciones que tenemos son las que hay en el actual panorama político. No te quedes en casa criticando, participa y decide. Aunque sea haciendo un análisis poco riguroso como hacen algunos que votan “al menos malo” pero votan.

Es difícil decidirse para los que tienen dudas y es cierto que es muy lamentable algunas veces y decepcionante observar a algunos personajes mitológicos dignos de estudio que se colaron en la política por la puerta de atrás intentar vendernos la moto ( que ya ni arranca). Indigna escuchar y ver a algunos ‘cadáveres políticos andantes’ diciendo continuamente mamarrachadas más grandes que ellos mismos, ideas o palabras que las han copiado de otros compañeros. Uno porque no quiere volver al trabajo donde ganaba menos de la mitad de lo que le pagamos los jerezanos y jerezanas y además tenía que trabajar y la otra oportunista no se le ve el pelo en campaña esperando que suene la flauta para seguir trincando y meter en casita cincuenta mil euros a la ‘remaguillé’.

Al final en el escenario quedan los que de verdad son políticos con sus más y sus menos pero son los partidos de siempre PSOE, PP y el bloque de izquierda que todo apunta que pueda tener un papel determinante de acuerdo con alguna previsión de resultados. Por otro lado hay ruido con alguna incorporación, una costilla en la estructura ósea política que está haciéndose notar como es Vox.

En definitiva, la semana que viene, el domingo cuando muchos estarán en la Aldea de El Rocío y con las debidas bendiciones de la Señora de Almonte quedará fijado para los próximos cuatro años el futuro de Jerez con todo lo que conlleva para nosotros.

Debemos ser exigentes con nosotros mismos y exigirles a nuestros gobernantes que con el criterio político de cada opción y buscando el bien general desde la vocación política que algunos obvian constantemente ejerzan una buena gestión en beneficio de la ‘res pública’ y vaya usté condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios