A rienda suelta

La vida no vale nada

T OMANDO café en la cantina de La Plaza, me aborda un pescadero y me dice: "Tú que escribes en el Diario, ¿por qué no lo haces sobre las muertes en el Mediterráneo?". Afirma que hay más muertos que en el naufragio del Titanic y no pasa nada. Estos muertos son pobres, refugiados, huidos de las guerras. Se ha incrementado el número de personas que intentan llegar a la fluorescente Europa debido a las guerras de Irak, Siria, Eritrea, Líbano, Afganistán, Somalia… Casi todas ellas alimentadas con armamentos de países que se reúnen estos días para proclamar de forma solemne: ¡que van a incrementar la vigilancia marítima! No actúan sobre las causas de la emigración, porque esos gobiernos y sus intervenciones son la causa. Más de 20.000 muertos contabilizados por buscar una vida mejor. "La vida no vale nada/ cuando otros se están matando/ y yo sigo aquí cantando/ cual si no pasara nada" Cantaba Pablo Milanés. ¡Vergoña!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios