Araíz de la polémica propuesta del alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, de cobrar una entrada a los turistas que visiten la Plaza de España, con el objetivo de mantenerla, la Junta de Andalucía, ha dejado claro que aún no tiene intención alguna de aplicar la tasa turística, a pesar de ser plenamente consciente de las dificultades que atraviesan los ayuntamientos para conservar su patrimonio. Hasta 137 ciudades europeas de 20 países europeas ya aplican este gravamen. En Jerez, la alcaldesa María José García-Pelayo ya aseguró el pasado verano que la ciudad no tendrá tasa turística.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios