La ruptura

No es el momento de experimentos. Pienso que los ciudadanos aspiran, de nuevo, a la estabilidad. A la evolución, como en la primera Transición, y no a la ruptura.