Provincia

Un verano para estudiar si las aves migratorias son un vector de transmisión de enfermedades

Durante todo el verano expertos del Centro Internacional de Migración de Aves (CIMA), ubicado en Tarifa, vienen desarrollando un estudio para determinar si las migraciones de aves pueden convertirse en vector de transmisión de enfermedades a los humanos a través de los virus o parásitos que portan estas especies.

Estos expertos están recogiendo muestras de garrapatas adheridas a aves, dentro de sus tareas habituales de muestreo, para un estudio en profundidad que lidera la Universidad de Upsala (Suecia), que mediante este procedimient intenta conocer mejor un fenómeno de posible incidencia humana y que se está agravando a causa del cambio climático.

Algunas de estas enfermedades son emergentes, infecciones identificadas en un periodo relativamente reciente, que están aumentando su impacto en poblaciones humanas. Es el caso porejemplo de la célebre gripe aviar o del West Nile (Nilo Oeste), enfermedades de origen vírico para las cuales las aves han podido jugar un papel en su difusión.

El CIMA ejecuta de forma continua una campaña de anillamiento en la zona mediante redes verticales. En verano se efectúa por los expertos de la Fundación Migres la captura y anillamiento de milanos, un espectacular operativo que logra marcar a unos 500 ejemplares de esta rapaz.

El paso por el Estrecho de Gibraltar de unos 40 millones de aves de más de 350 especies lo convierte en un punto, una vez más, de privilegio para esta investigación. Precisamente la transmisión de enfermedades a través de las aves migratorias será el objeto de una de las siete ponencias que expondrán varios expertos mundiales en el tercer Congreso Internacional de Migración de Aves y Cambio Global inaugurado ayer en el CIMA de Tarifa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios