Cofradías

Mazuelos Pérez cesa a la junta de gobierno del Prendimiento

  • Mediante un decreto, el obispo nombra al párroco Diego Moreno como comisario de la hermandad para que "convoque elecciones prontamente"

El Señor del Prendimiento en la tarde del pasado MIércoles Santo. El Señor del Prendimiento en la tarde del pasado MIércoles Santo.

El Señor del Prendimiento en la tarde del pasado MIércoles Santo. / Miguel Ángel González (Jerez de la Frontera)

Documento firmado por el obispo José Mazuelo Documento firmado por el obispo José Mazuelo

Documento firmado por el obispo José Mazuelo

El obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez, José Mazuelos Pérez, zanja el conflicto de la hermandad del Prendimiento con un decreto firmado en el día de ayer el que a tenor del canon 318 del Código de Derecho Canónico “actúe como comisario de la hermandad del Prendimiento el párroco de Santiago el M.I. Sr. D. Diego Moreno Barba para que en mi nombre y todo momento en comunión conmigo, dirija ésta hermandad de forma temporal y convoque prontamente elecciones”.

Esta resolución final de Mazuelos Pérez viene como consecuencia del cese llevado a cabo por la junta de gobierno de la cofradía del capataz del paso de misterio Juan Montero Suárez, el cual, haciendo caso omiso a la diputación mayor de gobierno en la procesión extraordinaria del pasado día 6 de julio, llevaba al Señor del Prendimiento hasta la misma puerta de la iglesia de la Victoria donde se encontraba la imagen de la Soledad y la junta de gobierno de la citada hermandad de la Porvera.

Tras este hecho, la junta decidía el cese del capataz. Por su parte, Ángel Ramos, delegado de costaleros y capataces y miembro de la junta cesada, elevaba una impugnación por un defecto de forma al no ponerse en el orden del día el posible cese. La delegación diocesana de Hermandades y Cofradías respondía a través del secretario canciller general, el sacerdote Diego Valle Serrano, instando a la junta a restablecer a Montero en sus funciones como capataz hasta no tomar una decisión en firme en una junta de oficiales en el que constara este punto en el orden.

El siguiente capítulo tiene como protagonistas a los últimos cinco hermanos mayores de la cofradía que dirigieron un escrito al obispo para que mediara ante el conflicto creado en la hermandad. Monseñor Mazuelos se reunía con José Lázaro Álvarez Chacón, ex hermano mayor a esta hora, para colocarle sobre mesa dos vías de solución. La primera pasaba por mantener al capataz hasta el 2020 y tomar la posible decisión del cese tras acabar la próxima Semana Santa. La otra alternativa era la de convocar inmediatamente elecciones en la hermandad. Ante la negativa de Álvarez Chacón, el obispo comunicó al ex hermano mayor que tendría que cesarle a él en sus funciones. Hecho que ocurría horas más tarde. Hasta la mañana de hoy no ha trascendido este cese a comunicársele al Álvarez Chacón que el decreto estaba en la mesa del delegado diocesano desde primera hora de la mañana.

Por su parte, el ex hermano mayor muestra a esta redacción cofrade su malestar sintiéndose “profundamente defraudado con la Iglesia”. Para el mandatario de la hermandad hasta hace unas horas era una decisión tomada por la junta en una de las competencias que le corresponde. Una decisión que no ha gustado en ‘Palacio’ y que ha acabado por lo que en el argot cofrade se denomina como un ‘baculazo’ del prelado que, en este caso, ha recaído sobre los cofrades que componen la junta de gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios