Cabecense-Xerez CD | La crónica El Deportivo firma la permanencia (0-0)

  • Los azulinos consiguen el punto que necesitaban en un encuentro abierto con dos conjuntos sin acierto de cara al gol

El equipo de Calle ha firmado la permanencia con su empate en Las Cebezas. El equipo de Calle ha firmado la permanencia con su empate en Las Cebezas.

El equipo de Calle ha firmado la permanencia con su empate en Las Cebezas. / Vanesa Lobo

Comentarios 0

Objetivo conseguido. Empate sin goles entre Cabecense y Xerez CD en el Carlos Marchena y permanencia atada. Pese a que el partido estuvo muy abierto ninguno de los dos equipos estuvo acertado de cara a portería.

El Cabecense llegaba a la cita muy necesitado de puntos, tanto que prácticamente sólo le valía ganarlo todo para llegar a las jornadas finales con alguna posibilidad de pelear por la permanencia.

El Xerez CD, con los deberes prácticamente hechos, afrontó el partido mucho más relajado. Los azulinos suman ahora 47 puntos y se quedan en la categoría matemáticamente si hay tres descensos.

La situación de unos y otros condicionó el inicio de partido. El Cabecense salió más enchufado, sabiendo lo que se estaba jugando. En los primeros minutos de partido, ambos conjuntos se tanteaban y hacían buenas combinaciones, aunque sin arriesgar demasiado.

El Deportivo no tenía prisas y con el balón el los pies buscaba el hueco para ponerlo a la espalda de la defensa rival. Controlaba, amagaba pero no pegaba. De hecho, en los veinte primeros minutos de juego no hubo ningún disparo a puerta con cierto peligro. 

Justo antes del descanso, la tuvo Francis para el Cabecense. Bajo palos, mandó fuera ce cabeza el balón, lamentando la clara oportunidad que estaba dejando escapar. Tras finalizar esta jugada, descanso con tablas.

Tras el pase por los vestuarios, el Xerez CD empezó a carburar mejor y dispuso de un par de buenas ocasiones en el arranque de este segundo tiempo. Primero fue Chata con un disparo desde fuera del área que se fue rozando el larguero y tres minutos más tarde Amin fallaba un mano a mano con el guardameta Iván Casas, que salvó a su equipo estirando la pierna derecha y desviando así la trayectoria del esférico. 

El Cabecense respondió. Tuvo una muy buena oportunidad Bucarat, que cabeceó fuera un buen centro a la hora de partido. Iban pasando los minutos, había pocas ocasiones y ninguna veía puerta. 

Sin embargo, en los últimos compases de partido tuvo la última palabra el Xerez CD. En el 90', un disparo fuerte de Asier Alonso desde dentro del área obligó a Iván a estirar la mano en una gran intervención que salvó a su equipo. Pero esta no fue la última, ya que Samu Ayala condujo el último contragolpe que se quedó en agua de borrajas al no encontrar asociación con Chata. 

El encuentro estaba destinado al empate pese a que los xerecistas dispusieron sobre el silbato de dos grandes ocasiones. Para el Cabecense, que supo aguantar bien las últimas acometidas azulinas, no es un buen resultado teniendo en cuenta que está lejos de la salvación, mientras que para el Xerez CD el punto es importante, le da la tranquilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios