Fútbol | Tercera División

Juan Carlos, entrenador del Xerez CD, "sorprendido" con la sanción de tres partidos

  • El técnico azulino apunta: "El castigo es excesivo, no es justo que pague por una infracción que no cometí, el club busca las imágenes"

  • El árbitro Lafuente Sánchez dice sobre los insultos: "Hicimos lo que se tiene que hacer y delegados, técnicos y jugadores estuvieron de acuerdo"

Juan Carlos, técnico del Xerez CD, molesto con el castigo de tres partidos que le han caído. Juan Carlos, técnico del Xerez CD, molesto con el castigo de tres partidos que le han caído.

Juan Carlos, técnico del Xerez CD, molesto con el castigo de tres partidos que le han caído. / E. Rabaneda/Xerez CD

Juan Carlos Gómez, técnico del Xerez CD, califica de "excesivos" los tres encuentros de sanción que le ha impuesto el Comité de Competición por su expulsión del domingo ante el Ceuta, provocada por el lanzamiento de un balón al terreno de juego sin poder identificar al infractor. No podrá estar en el banquillo ni el domingo en Conil, ni ante el Sevilla C ni frente al Ciudad de Lucena.

El preparador xerecista confiesa que "el club busca las imágenes de la acción para demostrar que el balón no sale del banquillo, estamos todos molestos y sorprendidos, no es justo que pague por una infracción que no cometí. La responsabilidad de lo que pasa en el banquillo es mía pero no podemos controlar lo que sucede fuera".

Igualmente, apunta: "No tenemos más remedio que acatar la decisión si no encontramos las imágenes pero me tengo que pegar tres partidos en la grada por una acción totalmente ajena a nosotros". 

Mientras, Fernando Lafuente Sánchez, colegiado del partido entre azulinos y caballas, en declaraciones a 'El Larguero' de la Cadena Ser, ha ofrecido su versión sobre los motivos que le llevaron a parar el encuentro: "Chakir me comentó poco antes del descanso lo que estaba sucediendo y hasta ese momento ningún miembro del equipo arbitral habíamos oído insultos de ese tipo. En el descanso, le comenté al delegado que si esos insultos se volvían a repetir íbamos a tener que parar el partido y, desgraciadamente, fue lo que tuvimos que hacer. El primer aviso no sirvió y en la segunda parte llegaron en otra zona del campo y con más personas implicadas. Paramos el partido quince minutos hasta que llegó la Policía".

También detalló que "llevo diez años arbitrando y es la primera vez que paro un partido por este motivo. Creo que la gente al principio no sabía bien qué había pasado. Leí incluso en redes sociales que algunos aficionados pensaban que fue por insultos al asistente pero no fue así. Luego ya todo el mundo se dio cuenta que era por insultos racistas y todos, los delegados, los jugadores y los cuerpos técnicos estuvieron de acuerdo en parar el partido. Es lo que se tiene que hacer".

El colegiado sevillano, admite, de todos modos que "una vez que hablamos con el capitán de la Policía Nacional y le comentamos de dónde salían los insultos, se distribuyeron por esos sectores y no volvió a pasar nada más"

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios