Xerez CD

Redondo no se plantea marcharse

  • Tiene dos años de contrato pero espera "una llamada de Rondán para que me comente si cuenta conmigo"

Manu Redondo fue uno de los últimos fichajes del Xerez el pasado verano. Miguel Ángel Rondán y Esteban le ataron en un partidillo que montaron en Chapín para ver en acción a varios jugadores. Junto a él, también firmó algunas semanas más tarde Raúl Navas.

El lateral xerecista ha sido relacionado en los últimos días con una oferta en el fútbol tailandés y ayer confirmó no tener noticias. "De momento no me voy a ningún lado, tengo dos años más de contrato aquí con opción a un tercero y no he hablado con el club para salir, yo sigo. Me enteré hace unos días de ese rumor porque me lo comentaron algunos amigos pero no sé nada de Tailandia ni de dónde ha salido. Nadie me ha llamado, he acabado contrato con mi representante y no he hablado nada de eso ni él me ha dicho nada".

Redondo fue mucho más allá en sus matizaciones y aclaró: "No quiero oír nada, quiero saber qué opinión tiene el club sobre mí, si cuentan conmigo o no de cara a la próxima temporada y luego, veremos. Primero hay que esperar a ver si la entidad soluciona su futuro, luego les oiré a ellos y si más tarde tengo que escuchar otras ofertas, lo haré".

"Gano lo mismo -añade- esté en la categoría que esté y no todo es cuestión de dinero. No es tan fácil marcharse así como así, tengo mi pareja y marcharme a un país así sería muy complicado en estos momentos. Hay que mirar la calidad de vida, el sitio y tengo que pedir la opinión a mi pareja para ese tipo de decisiones".

Jugar en Segunda B no le asusta, entre otras cosas, porque "ya he jugado. A mí descender no me echa atrás, a mí en lo personal me han tratado muy bien en el Xerez. Me dieron la oportunidad cuando no tenía nada. Estaba hasta buscando trabajo por otro sitio y es de agradecer".

En cuanto a los problemas económicos también admite que "cuando llegué, ya lo sabía, aunque eso no quita que después se hayan hecho cosas bastante mal a nivel institucional. De todos modos, el Xerez es un club grande que ha descendido pero, ¿por qué no puede subir el año próximo otra vez?"

Redondo está al día del descenso en los despachos del Guadalajara y de lo que le puede pasar a otros clubes pero ni se hace ilusiones ni lo ve factible. "Que se produzcan cuatro descensos es complicado, aunque no imposible, a ver qué pasa".

Sobre la situación del vestuario con el descenso, no duda a la hora de afirmar que "hay gente que lo está pasando muy mal por los resultados, por la falta de pagos, por el cambio de entrenador... Ha salido todo mal, no ha sido un año bueno en casi nada. Yo llegaba a mi casa y me lo notaba mi familia, quiero que acabe todo pero para empezar de nuevo y remontar porque esto ya no tiene solución".

Justificó la mejora del equipo en los últimos partidos al jugar sin presión y ante los rumores de primas. "Todo eso es duro, nosotros veníamos jugando bien pero no ganábamos, hemos tenido cinco delanteros diferentes por las lesiones y esta semana no tenemos ninguno. Al final, hemos estado mejor y las sospechas son inevitables, el fútbol es así. Si ganas porque ganas y si pierdes porque pierdes. Aquí no ha habido nada de eso, no hemos tenido primas".

Por último, destaca el potencial del Barça B, su rival de mañana para cerrar la Liga: "Es uno de los mejores filiales del mundo por el desparpajo y la gran calidad que tienen todos sus futbolistas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios