Xerez CD

"Esto no es un paripé"

  • Jesús Gómez, el futuro presidente del Xerez, admite que la negociación con Joaquín Morales "ha sido muy dura" y asegura que Ricardo García "será tarde o temprano consejero delegado" del club

El paso de las horas va descubriendo información acerca de los nuevos dueños del Xerez Deportivo, que en la tarde noche del pasado martes adquirían el 53 por ciento de las acciones de la entidad por un montante total de "1'8 millones de euros", según confesaba ayer el que será a partir de ahora su próximo presidente, el arquitecto Jesús Gómez.

Su aterrizaje en el Deportivo se debe a "cuestiones empresariales", puesto que "el Xerez tiene un potencial deportivo y como ciudad importante".

Hacerse con el accionariado del club a día de hoy, sin ni siquiera firmar el convenio con los acreedores y con una deuda global de casi 29 millones de euros, responde, en palabras de Gómez, al hecho de que "la situación deportiva no es buena y hay que aprovechar el mercado de fichajes. Si esperamos a que se firme el convenio, que sería en febrero o en marzo, ya no habría posibilidades de fichar, por eso lo hemos hecho ahora, para conseguir la entrada de algunos jugadores".

"A mí me encanta esta plantilla y creo que pueden hacerse cosas con estos jugadores, pero bueno, de todas formas queremos reforzarla en algunos puestos", continuó el empresario.

Gómez ha aclarado que la negociación con Joaquín Morales "ha sido muy complicada" admitiendo que se ha prolongado "durante ocho meses, aunque si le digo la verdad yo no he estado todo el tiempo, eso es algo que ha llevado Ricardo García".

"No sólo hemos tenido que alcanzar un acuerdo con Joaquín (Morales) sino que también hemos tenido que viajar a Argentina para deshacer la historia comercial que había con Federico (Souza), por eso digo que no ha sido una operación sencilla. No hemos venido aquí para hacer el paripé".

En principio, según han confirmado los nuevos rectores, Energy Sports Atlantic se hace con el paquete accionarial de Federico Souza, además de la participación que tenía Rafael Mateos y el grupo Tempa.

Una vez consumada la venta, el principal objetivo de Gómez y su equipo de colaboradores es reunirse con los administradores concursales. Inicialmente, se verán las caras mañana viernes al no poder concertar una reunión antes al estar fuera de Jerez Antonio del Puerto.

Jesús Gómez admite que en dicha reunión "queremos presentarles nuestro proyecto y nuestras propuestas para trabajar, es decir, el modelo de club que queremos y eso conlleva que pidamos también que el consejo recupere el control del club. Queremos beneficiar al club y bueno, confío en que podamos entendernos".

En esa política económica que pretenden introducir aparece subrayada la palabra "austeridad". Y es que el nuevo propietario dejó ayer claro que "no vamos a despedir a nadie, aunque sí es cierto que vamos a ser muy austeros en el presupuestos y ceñirnos al presupuesto. No se puede es ingresar diez y gastar catorce, eso es una ruina asegurada".

Gómez habló también de su encuentro con Antonio Millán, "que me ha expresado todo su apoyo para poder llevar una buena gestión", y reiteró que "es fundamental firmar el convenio porque si no lo hacemos se sabe que la sociedad irá a la disolución".

La presencia de Ricardo García es otra de los asuntos que preocupa a la afición xerecista. Gómez indicaba ayer que el expresidente del Industrial "ha sido la persona clave en la negociación y representa a un grupo de empresarios". Además, confesó que su idea es que "tarde o temprano Ricardo sea nuestro consejero delegado en el club".

Finalmente, y al referirse a la afición solicitó "un voto de confianza, sólo pido que nos dejen trabajar porque la empresa no va a ser sencilla. Venimos con una ilusión desbordada y venimos a gestionar a un club cuya situación económica es delicada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios