Fútbol | Tercera División

Bello, atacante del Xerez DFC, se saca en Coria la espinita del penalti de Córdoba

  • El xerecista resalta que "puedes fallar o acertar pero nunca me voy a esconder, siempre que haya uno estaré disponible para tirarlo"

Bello salta para llevarse la pelota ante la entrada de un jugador del Coria. Bello salta para llevarse la pelota ante la entrada de un jugador del Coria.

Bello salta para llevarse la pelota ante la entrada de un jugador del Coria. / Xerezdeportivofc.com

El fútbol siempre te da una segunda oportunidad. Antonio Bello, atacante del Xerez DFC, se sacó en el Guadalquivir ante el Coria la espinita que tenía clavada desde que su equipo empató a cero hace dos jornadas en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez ante el Córdoba B (0-0). Allí, Alberto le detuvo un penalti a los siete minutos y fue cuestionado por algunos aficionados por la forma de lanzar la pena máxima.

Frente a los de Manolo Zúñiga, el capitán xerecista no falló la clara infracción cometida por su excompañero Rojas sobre Javi Casares. Con Adrián Gallardo -otro de los especialistas que la pasada semana anotó en Chapín el penalti ante el Ciudad de Lucena- fuera del campo, asumió la responsabilidad a dos minutos del final.

Bello confiesa que "un penalti lo puedes fallar o acertar, pero nunca me voy a esconder, es lo que he hecho desde que llegué a este equipo y lo voy a seguir haciendo. El de Córdoba lo quería tirar bien, no lo quería fallar. Soy uno de los especialistas del equipo y cada que vez que haya un penalti estaré disponible para tirarlo".

Al comprobar que la pelota entraba, respiró, lo celebró a lo grande y recibió las muestras de cariño de sus compañeros, que saben lo mal que lo pasó tras el fallo en Córdoba, tanto en el campo como en las redes sociales después. "Anotar un gol siempre te proporciona una sensación muy bonita, mucho más si es fuera de casa, en los últimos minutos y con tantos aficionados desplazados".

"Es un premio -resaltó- para el club, cuerpo técnico, jugadores y afición porque es la justa recompensa al duro trabajo que realizamos durante la semana. Al final, esa recompensa ha llegado en los últimos minutos pero vale igual que si hubiésemos marcado antes, tuvimos ocasiones". 

Sobre el encuentro, detalla el azulino que "sabíamos que iba a ser complicado, en Tercera todos los partidos fuera de casa son difíciles y más en el Guadalquivir, en el que el Coria aprieta mucho. El equipo hizo uno de los mejores partidos fuera de casa de lo que va de temporada, estuvimos muy sólidos. Ellos han tenido sus opciones, pero hemos merecido los tres puntos y al final ha llegado ese gol que tanto ansiábamos y necesitábamos. Ahora, a pesar en el Puente Genil”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios