Xerez DFC-Betis Deportivo | Crónica

  • El cuadro azulino sigue creciendo, se reencuentra con una grada que acaba entregada y consigue un trabajado empate ante un filial con calidad

  • Manu Morillo adelanta a los verdiblancos en el 57' y sólo un minuto después José Ramón, el mejor, le pone la firma a la justa igualada

Un punto de garra (1-1)

José Ramón celebra con rabia su gol, que servía para empatar el choque. José Ramón celebra con rabia su gol, que servía para empatar el choque.

José Ramón celebra con rabia su gol, que servía para empatar el choque. / Miguel Ángel González

Escrito por

M. Romero

Punto de garra y tan trabajado como merecido. El Xerez DFC sigue creciendo, continúa recuperando sensaciones y demuestra que no se le ha olvidado jugar al fútbol. El cuadro azulino ha firmado una igualada ante el Betis Deportivo en un buen choque, intenso, abierto, con ocasiones y que se pudo llevar cualquiera, aunque un triunfo local, en el cómputo general, hubiese sido justo. La grada se reencontró con el equipo y Pérez Herrera salva una nueva pelota de partido.

El jerezano se vio obligado a retocar el once que tan buenas sensaciones dejó en Lepe ante el San Roque (1-1) por la lesión de Antonio Oca. Su opción fue apostar por el canterano Álvaro como central derecho en lugar del 'jefe' azulino junto a Sergio Martínez. En la medular también dejó su puesto Carri al capitán Bello. El resto de futbolistas fueron los mismos frente a un Betis Deportivo descarado e intenso, que jugaba y dejaba jugar y le imprimía a sus acciones un ritmo vertiginoso.

El encuentro, con el técnico azulino en el punto de mira, arrancó vibrante, con dos escuadras que querían los tres puntos. Los xerecistas sabían lo mucho que había en juego y no tardaron en pisar el acelerador. A los ocho minutos, el meta Vieites respondió bien a una internada de José Ramón y la réplica verdiblanca no terminó en gol de milagro. Un desajuste defensivo local no lo resolvió Marcos Fernández con todo a favor tras un intento de vaselina a Quesada.

El Xerez DFC mostraba su mejor versión de la temporada en casa y buscaba con fe abrir la lata. Una jugada que inicio Bello terminó con un buen centro al área de Ricky que Simeone no logró rematar (11') y al cuarto de hora, susto. Sergio Martínez, el único central 'sano' del primer equipo, tuvo que ser atendido por las asistencias y Razvan comenzó a calentar.

Bello y Marchena protagonizaron un encontronazo que acabó con amarilla para el azulino. Bello y Marchena protagonizaron un encontronazo que acabó con amarilla para el azulino.

Bello y Marchena protagonizaron un encontronazo que acabó con amarilla para el azulino. / Miguel Ángel González

Intercambio de golpes

La grada empujaba y agradecía la garra y las ganas de sus jugadores y Bello se llevó una amarilla que bien pudo ser roja. Forcejeó en el área con Marchena, cayó y después de levantarse empujó al capitán bético. La acción decía mucho de cómo estaba el partido y los ánimos.

El filial, de todos modos, no se achicaba y enseñaba las garras. Superada la media hora, Marcos Fernández cruzó en exceso el balón. Bello, que estaba en todas, llegando desde atrás, hizo emplearse a fondo al meta visitante. El balón rechazado pegó en un defensa y acabó en sus manos. Luego, Simeone también remató de cabeza ajustado al palo.

Primera parte entretenida, con alternativas, emoción y buena imagen de los azulinos, que no permitieron al rival, sin su perla Juan Cruz, generar tantas ocasiones como en otros encuentros.

Simeone estuvo en todas, pero le faltó acierto en el remate en el primer tiempo. Simeone estuvo en todas, pero le faltó acierto en el remate en el primer tiempo.

Simeone estuvo en todas, pero le faltó acierto en el remate en el primer tiempo. / Miguel Ángel González

Segundo acto frenético

El segundo tiempo arrancó del mismo modo que terminó el primero, con un Xerez DFC muy activo y dos acercamientos peligrosos. Una internada de José Ramón fue cortada por Visus y la falta la mandó Bello a las nubes y un remate de José Ramón se marchó a saque de esquina.

Aitor Martínez realizó tres cambios de una tacada en el descanso. Dejó en la caseta a Marchena, Lara y Marcos Fernández para apostar por Ortiz, Dani Pérez y Manu Morillo, que acaparó todo el protagonismo de inicio. Vio una amarilla y justo después abrió la lata tras rematar un balón que le 'entregó' Quesada a Ángel Ortiz. 0-1. Minuto 57.  

Los azulinos celebran el gol logrado por José Ramón. Los azulinos celebran el gol logrado por José Ramón.

Los azulinos celebran el gol logrado por José Ramón. / Miguel Ángel González

Los goles, seguidos

La alegría le duró poco al filial porque el Xerez DFC puso las tablas de forma inmediata. En la siguiente acción, José Ramón le ponía su firma con la pierna izquierda a la igualada y lograba el segundo tanto de la temporada y el primero en Chapín. 1-1. Minuto 58.

Tras el empate le tocó a Pérez Herrera realizar un triple cambio para dar oxígeno a su equipo. Entraron Carri, Aguado y Edu Salles por Bello, Baeza y Simeone. Con el partido abierto, José Ramón lo intentó a la media vuelta en el 73', pero se le resistió el doblete.

Con el paso de los minutos no decayó la intensidad ni la grada dejó de empujar, aunque sí los acercamientos. Rasines, en el 83', acarició el 2-1 y José Ramón en el 87', pero un defensa se interpuso y el balón terminó en córner.

La grada reconoció el esfuerzo y el trabajo del equipo, que terminó el choque pisando área rival y perdonando la victoria, ante un buen filial, que demostró su potencial. Las críticas y la bronca de anteriores jornadas se convirtieron en aplausos y en reconocimiento para unos futbolistas que se lo dejaron todo. Pérez Herrera salva su crítica situación.

Pérez Herrera realizó dos cambios en el once, entraron Álvaro y Bello. Pérez Herrera realizó dos cambios en el once, entraron Álvaro y Bello.

Pérez Herrera realizó dos cambios en el once, entraron Álvaro y Bello. / Miguel Ángel González

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios