Xerez DFC-CF Villanovense | Crónica

A la tercera... una convincente victoria (2-0)

  • Los azulinos rompen su racha de dos derrotas consecutivas y se imponen con autoridad en un buen encuentro al colíder

  • Máyor abre el marcador al transformar un penalti en la primera parte y Jacobo anota el 2-0 a los 78 minutos en una bonita acción personal

Máyor celebra su gol de penalti con De la Calzada en el césped ya batido.

Máyor celebra su gol de penalti con De la Calzada en el césped ya batido. / Miguel Ángel González

A la tercera... una victoria convincente. El Xerez DFC ha logrado su primer triunfo en Segunda RFEF al imponerse por 2-0 en un buen partido al colíder Villanovense, un rival que nunca pudo frenar a un cuadro azulino muy superior, que se reencontró a sí mismo, que funcionó como un reloj y que se volvió a mostrar como un bloque fiable, seguro y solidario en todo momento. Raúl Palma y Bello tomaron el timón de la nave y el encuentro sólo tuvo un color y fue el azulino. Su buen hacer provocó que las palmas por bulerías volvieran a una grada entregada.

La baja de Marcelo en el lateral derecho se ha convertido en la pesadilla de José Pérez Herrera en este  de arranque de temporada. Los dos primeros encuentros cubrió esa ausencia de inicio con Hugo, pero la opción no le convenció en ninguno de los dos choques. Ante el Córdoba, en el descanso dio entrada a Manu Castillo y duró pocos minutos en el verde al ser expulsado con roja directa en una acción infantil y evitable. En el Príncipe Felipe volvió a apostar por el joven defensa y también optó por retirarle tras la roja a Camacho. Contra el cuadro extremeño colocó en esa posición a Curro Rivelott.

El resto de la defensa fue la habitual, con Oca y Alberto Durán como centrales y Ocaña en la izquierda. En la medular, Antonio Jesús acompañó a Raúl Palma y se convirtió en una de las novedades, con Jacobo, que también volvía, y Javilillo abiertos a banda, Bello por dentro y Máyor arriba.

El Xerez DFC saltó al campo con ganas y dispuesto a abrir la lata cuanto antes para cortar su racha de dos derrotas. Las llegadas al portal defendido por De la Calzada eran continuas y tanto Jacobo como Antonio Jesús pudieron inaugurar el marcador.

Los jugadores azulinos felicitan a Máyor tras anotar de penalti. Los jugadores azulinos felicitan a Máyor tras anotar de penalti.

Los jugadores azulinos felicitan a Máyor tras anotar de penalti. / Miguel Ángel González

Penalti y gol

Buenos primeros minutos de una escuadra azulina que a los seis se llevó el primer susto de la tarde, cuando un saque de esquina botado por Roger Corominas se envenenó, lo prolongaron en el primer palo y el balón se marchó al larguero. El rechace lo remató de cabeza alto Espín.

Esa acción dio reactivó al combinado de Pérez Herrera, que nuevamente le metió una marcha más a su juego. Jacobo (15') se marchó por su banda, se internó en el área y fue derribado de forma clara por el lateral derecho Samuel Hurtado. Máyor, con tranquilidad y clase, colocó el esférico dentro arriba y por el centro. 1-0.

El encuentro era un monólogo azulino y otra vez en una acción aislada pudo marcar el Villanovense. En esta oportunidad, Seth mandó el balón a la cepa del poste (26'). Luego, fue Bello el que acarició el 2-0 con un trallazo que sacó con el pie el portero, pegó en el poste, rebotó en el larguero y se marchó fuera (37'). Curro se quiso unir a la fiesta, pero tampoco encontró portería y su lanzamiento rozó el larguero. Los visitantes apenas enseñaban las uñas. Lo hizo Viñuela con un tiro que atajó César sin problemas. Con dos minutos de descuento, hubo tiempo para poco más.

Lolo Garrido entró por Pajuelo y se llevó la bronca de la grada. Lolo Garrido entró por Pajuelo y se llevó la bronca de la grada.

Lolo Garrido entró por Pajuelo y se llevó la bronca de la grada. / Miguel Ángel González

Más ocasiones

Nada más arrancar el segundo acto, con la grada insultando a Lolo Garrido, que salió a calentar, Ocaña se anticipó a un defensa, le pegó con la derecha y no hizo el 2-0 de puro milagro (46') y en el 58', un centro espectacular de Curro Rivelott lo remató de cabeza forma académica, marcando los tiempos, otra vez el lateral y se le fue rozando el poste derecho de la meta del exsevillista De la Calzada. La grada cantó el segundo.

Sin tregua y con el Xerez DFC empujando, Pavón apostó por Lolo Garrido, que se llevó la bronca de la tarde por parte de una grada que no le perdona que firmarse por el Xerez CD el pasado verano.

Jacobo sentenció el partido a los 78' con una bonita acción personal por la banda que culminó cruzando el balón al segundo palo.  De ahí al final, un quiero y no puedo de los extremeños y alguna que otra opción más de los xerecistas que ya no encontró la recompensa del gol.

Formación que presentó el Xerez CDF ante el Villanovense. Formación que presentó el Xerez CDF ante el Villanovense.

Formación que presentó el Xerez CDF ante el Villanovense. / Miguel Ángel González

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios