Andalucía

La Junta dice que no hay solución para los proveedores de Santana

  • El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa explica que "no se puede plantear una respuesta igual para todas" las empresas del parque de proveedores de Santana

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, Francisco Vallejo, señala que "no se puede plantear una respuesta igual para todas" las empresas del parque de proveedores de Santana, en referencia al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la factoría linarense y a los posibles efectos que puede tener sobre estos proveedores, algo que los sindicatos quieren evitar con una "solución global".

A preguntas de los periodistas en Geolit, donde inauguró el centro de Big-Bang, el consejero destacó que ni el Gobierno andaluz ni Santana puede hablar en nombre de las firmas del parque. "Cada empresa tendrá que tomar sus decisiones, algunas probablemente tendrán que hacer un ERE, pero otras no, porque no depende directamente de Santana y tienen trabajo con otros clientes", comentó.

Así las cosas, hizo un llamamiento a los interlocutores sociales, trabajadores y dirección de Santana para buscar un "acuerdo lo más razonable posible". En este sentido, y tras recalcar el papel de los sindicaros y los empleados en el proceso de diversificación y desarrollo de la firma, se mostró convencido de que "sabiendo que éste es un trance difícil entenderán que la decisión de la compañía y del Gobierno andaluz se debe a que queremos una santana de futuro".

"Tenemos que ser responsables y hoy probablemente toca sufrir un poco para poder tener una compañía viable en el futuro. Hay veces que hay que apretarse todos un poquito el cinturón que es lo que le estamos pidiendo que hagan y nosotros le ofrecemos lo que hasta ahora hemos hecho, comprometernos con Santana y su futuro", aseguró.

En cualquier caso, insistió en el carácter coyuntural de la situación y destacó la instalación en los últimos años alrededor de Santana de diez industrias de sectores de mercados emergentes así como la próxima llegada de otras compañías que "garantiza el futuro del desarrollo industrial de la comarca".

Dicho esto, señaló que con la crisis en la automoción no se puede incurrir en mantener una situación no real de trabajo porque llevaría a pérdidas insoportables para el futuro, de ahí que hiciese hincapié en que el ERE es fruto de la responsabilidad. "Lo más significativo en este momento es que Santana empieza a comportarse como lo que es, una industria normal en un sector en crisis, pero esto será un tiempo", según explicó Vallejo, quien recordó que la firma linarense también se ha visto afectada por los "incumplimientos" de Suzuki.

Suzuki e Iveco

En este sentido, y después de subrayar el "magnífico" acuerdo con Iveco, precisó que los acuerdos con ambas multinacionales son "absolutamente diferentes", puesto que con la última no existe contrato firmado en cuanto a producción porque el Massif se acaba de sacar y se está aprovechando la situación para desarrollar toda la gama del Massif. 

No obstante, según indicó, el caso de Suzuki es totalmente el contrario, ya que en 209 se cumple el acuerdo la compañía y en el cierre de contratos la única exigencia fue la de mantener un número de unidades para solapar la llegada de Iveco con la salida de Suzuki para que no faltara trabajo. "Justo el que nos está faltando y que nos lleva al ERE. Se comprometieron a un mínimo de 25 unidades y no se cumple y, en todos caso, si no es así habrá que exigirles responsabilidades", apuntó.

Por último, el consejero dijo no estar de acuerdo con el presidente del PP-A, Javier Arenas, quien el pasado 7 de octubre señaló que "desde el año 1993 ha destinado 500 millones de euros" a Santana. Además, que la mayoría de las veces, y desde que está la Consejería de Innovación al frente, "no se ha dado una subvenciones sino que se compraron activos de santana que se pusieron a disposición de otras industrias y a cambio de ellos se le ha ido dando el dinero del valor de los activos".

"La operación de Santana es modélica desde todos los puntos de vista. Somos escrupulosos y por eso hoy no acudimos a subvenciones encubiertas sino a lo que cualquier empresa hace, un ERE para que se garantice el futuro. Es una decisión de responsabilidad", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios