Violencia machista

Un guardia civil retirado mata a su mujer y se quita la vida en Motril

  • Los cuerpos, con evidentes signos de violencia, fueron encontrados por los padres de él esta mañana · Ella lo había denunciado previamente por malos tratos

Comentarios 1

Un guardia civil de 51 años, que no ejercía su profesión por motivos psicológicos, ha matado esta mañana a su mujer, de 41, y posteriormente se ha quitado la vida en el interior de un cortijo situado a las afueras del anejo motrileño de Puntalón.

Los dos cadáveres han sido encontrados por el padre del fallecido en torno a las diez y media de la mañana con evidentes signos de violencia.

Fuentes del caso han informado de que el cadáver de la fallecida, identificada como Rosario G.R., ha aparecido con signos de haber sido atada, además de que ambos cuerpos presentaban múltiples cortes en distintas partes del cuerpo producidos por disintas herramientas.

El guardia civil fallecido, identificado como M.H., se encontraba de baja por tratamiento psicológico y contaba con una denuncia previa por malos tratos en Almería, según han confirmado fuentes de la Junta de Andalucía. La Brigada de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía ha abierto una investigación para tratar de aclarar las circunstancias del fallecimiento.

Al parecer, ambos habían regresado esta mañana al cortijo desde la localidad almeriense de El Ejido, dejando allí a sus tres hijos. El día anterior habían estado celebrando una comida familiar en el cortijo y habrían olvidado algún objeto, lo que les hizo regresar a la vivienda, momento en que el hombre habría aprovechado para acabar con la vida de la mujer, identificada como R. G. R.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios