Andalucía

"Ni me voy a retirar ni haré pactos oscuros"

  • El ex lehendakari insiste en que seguirá adelante para "evitar la batalla de la división suicida"

El ex lehendakari Patxi López durante su comparecencia de ayer en Madrid. El ex lehendakari Patxi López durante su comparecencia de ayer en Madrid.

El ex lehendakari Patxi López durante su comparecencia de ayer en Madrid. / j. p. gandul / efe

"No me voy a retirar, porque no puedo dejar abandonados a los militantes de la unidad". El ex lehendakari Patxi López manifestó así su intención de seguir adelante en la pugna por el liderazgo del PSOE y reclamó a los casi 12.000 militantes que le han avalado y a quienes "no quieren resignarse a ver cómo seguimos divididos" a seguir "enarbolando la bandera blanca para evitar la batalla de la división suicida".

López, que compareció ayer en Madrid tras conocer los resultados de la recogida de avales, consideró "imprescindible" que el día 21 de mayo, fecha de las primarias, exista un "gran espacio en el PSOE para evitar el conflicto". Eso sí, aclaró que no va a hacer "apaños" ni "pactos oscuros" sino defender "hasta el final" los principios que le impulsaron a presentarse y ha reiterado que "cuantos más nos apoyen más posibilidades hay de salvar al PSOE de su propio suicidio" y de evitar el "choque de trenes".

A pesar de que su candidatura es la que obtuvo menos avales, tras las de Susana Díaz y Sánchez, se mostró convencido de que tiene "más sentido que nunca" porque ahora es más necesario fortalecer el PSOE tras evidenciarse la división.

El ex lehendakari indicó que ha hablado con Pedro Sánchez cuatro horas después de que éste hiciera público su ofrecimiento de acudir juntos a las primarias y señaló que no le pareció la forma más correcta que ese diálogo se produjera después de comunicar públicamente sus intenciones. López no quiso entrar en detalles de su convesación y se limitó a señalar que fue "muy cordial".

En su comparecencia, lamentó que el PSOE haya evidenciado "una gran división" que ha aumentado con las primarias, donde la recogida de avales se ha usado como una "guerra para crear ejércitos enfrentados", ha enfatizado. "La fuerza es sólo fuerza, nunca es un argumento", advirtió al respecto.

Ante este sombrío panorama, y tras dar las gracias repetidamente a quienes le han apoyado en la carrera hacia la Secretaría General, de los que destacó en particular que nunca hayan recurrido al insulto, López mostró su candidatura como una oportunidad para recuperar la unidad en el seno del Partido Socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios