La pelota de papel

Enfoques hacia el ecuador de la Liga

  • La irregularidad del Barcelona como visitante y los problemas de Madrid y Atlético con el gol provocan igualdad en la cabeza

  • Granada y Osasuna, recién ascendidos muy competitivos

La plantilla del Barcelona, con Messi al frente, el pasado domingo. La plantilla del Barcelona, con Messi al frente, el pasado domingo.

La plantilla del Barcelona, con Messi al frente, el pasado domingo. / Alejandro García (Efe)

El camino hacia el título de la Liga 2019/20 llega a su ecuador después de haber conocido durante la primera vuelta seis líderes, Real Madrid, Sevilla, Atlético de Madrid, Athletic, Barcelona y Granada, si bien este último alcanzó el logro histórico de encabezar la tabla en la décima jornada gracias al aplazamiento del clásico. La casualidad, tras una primera vuelta muy equilibrada e igualada, deja en este tramo intermedio tres dobles parejas en la cima de la clasificación: Barcelona-Real Madrid, con 40 puntos; Atlético de Madrid-Sevilla, con 35; y Real Sociedad-Valencia, con 31.

Barça en casa, Sevilla fuera

El Barcelona es el mejor equipo de la Liga en casa. Ha sumado 25 puntos de los 40 que tiene en su casillero, cuatro más que el Real Madrid y que el Atlético, que como locales han logrado 21. Tan sólo el cuadro de Zinedine Zidane logró puntuar (0-0 en el clásico aplazado que se disputó en diciembre). Los otros ocho equipos que han pasado por el Camp Nou han perdido.

El Espanyol, colista de la categoría, tiene su gran déficit en el RCDE Stadium. Es el que menos puntos ha logrado como local (tres) y el único que no conoce la victoria en campo propio.

Departamento de Infografía Departamento de Infografía

Departamento de Infografía

Cambiando la tendencia de otros tiempos, el Sevilla ha fraguado su buena primera vuelta en sus desplazamientos. Es el mejor equipo como visitante. Ha logrado veinte puntos tras ganar seis partidos de los diez disputados lejos del Ramón Sánchez Pizjuán. Ha empatado dos y ya perdido dos.

El Mallorca tan solo ha sumado un punto en sus desplazamientos y junto al Leganés no ha vencido aún a domicilio.

Un Madrid más defensivo

El Real Madrid es segundo en numerosos capítulos: en la clasificación absoluta –empatado con el Barcelona–; en la tabla de los partidos en casa, a cuatro puntos de los azulgrana tras ceder tres empates de los nueve encuentros jugados; en número de triunfos (once por los doce de los barcelonistas); en la de encuentros como visitante, a uno del Sevilla; en la de goles marcados (36, por 49 del cuadro de Ernesto Valverde).

Es el que menos ha perdido (solamente un choque, en Mallorca); y en la lista de goles recibidos está igualado en cabeza con el Atlético de Madrid con doce dianas encajadas. No presentaba estos números defensivos desde hace 31 campañas cuando reinaba la Quinta del Buitre. Courtois está cada día más entonado. El cuadro blanco no ha recibido gol en nada menos que diez partidos. Sin duda, un cambio de perspectiva para el Real Madrid menos acertado en ataque de la década.

Dos ascendidos muy bravos

El Granada es el mejor de los recién ascendidos. Retornó a la elite tras Osasuna y se convirtió en la gran revelación del primer tramo de la campaña. Tanto que llegó a ocupar el liderato en solitario en la décima jornada, hecho histórico. Diego Martínez, un técnico joven, ha conseguido guiar un proyecto ilusionante que tras los momentos de euforia ha retrocedido, pero está perfectamente consolidado en la mitad de la tabla, con doce puntos respecto a la zona de descenso. El cuadro navarro también se encuentra cerca, a tres puntos del cuadro nazarí.

Fútbol gran reserva

Santi Cazorla, Joaquín Sánchez y Jorge Molina corroboraron su condición de ilustres del fútbol español, con un importante pasado y un magnífico presente. Pasados los 35 años en el caso del exgunner, recuperado para el deporte tras años de lesiones, cercano a los 40 en el del portuense, que incluso ha renovado hasta 2021, y próximo a los 38 el artillero alicantino del Getafe, son ejemplo de futbolistas sin límites, como los Adúriz, Salva Sevilla, Cuéllar... que se abren paso con letras mayúsculas en un torneo cada vez más competitivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios