Deportes

Campano, como un cohete hacia la gloria

La localidad germana de Schwedt fue este fin de semana el centro de atención del mundo del motocross al celebrarse allí la antepenúltima cita del Mundial de Motocross MX-3, que lidera el sevillano Carlos Campano (Yamaha/Andalucía-Castro), que está ya a sólo dos a pruebas de entrar a formar parte de la historia del motociclismo español al ser, si finalmente consigue el título, el primero que logra un título mundial en esta especialidad.

En los entrenamientos cronometrados, el sevillano terminó tercero, mientras que la pole fue para su gran rival de cara al titulo, el italiano Alex Salvini (Husqvarna), seguido del francés Milko Potisek (Honda).

En la primera manga, el sevillano sufrió un susto al engancharse en la salida, lo que supuso que clasificara en la decimoctava posición en el primer paso por meta. El nazareno tiró entonces de casta para ir remontando. Pasado el ecuador ya estaba entre los cinco primeros, para terminar logrando la segunda plaza dejando atrás a Salvini. Esto le daba dos puntos más de diferencia respecto al italiano.

En la segunda manga no hubo ningún incidente en la salida y los tres pilotos más rápidos del fin de semana, Campano, Salvini y Potisek, se quedaron en solitario, pero antes de llegar a la mitad de la manga el francés se descolgaba, dejando la victoria en un intenso mano a mano entre los dos candidatos al título. Ambos se fueron alternando el liderato hasta que el sevillano dio un fuerte cambio de ritmo que le llevó en solitario a la bandera de cuadros. Campano lograba su sexta victoria, aumentando a 20 puntos la distancia sobre Salvini.

Aunque aún hay 100 puntos en juego, muy mal se le tienen que poner las cosas al piloto de Dos Hermanas para que deje escapar el título. Ahora habrá un parón hasta el 22 de agosto. Vantaa (Finlandia) será el escenario del penúltimo escollo, dejando para el 5 de septiembre en Génova (Italia), la gran final del Mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios