fútbol segunda división b

Excesivo respeto en Sanluqueño y Balona

  • El meta juvenil Manu apenas tiene trabajo en la portería visitante

Atlético Sanluqueño y Balompédica Linense no pudieron pasar del empate sin goles en El Palmar en un partido bastante plano en lo futbolístico y siempre muy trabado. Los locales no tuvieron un buen día y estuvieron imprecisos, y eso pese a que en la primera parte dominaron más; pero en la segunda el juego de la Balona, donde siempre primó el orden defensivo, tuvo mayor presencia en el área local aunque no como para que hubiera goles.

La primera parte no fue vistosa pues el fútbol resultó siempre trabado, poco vertical y plagado de balones divididos en la zona central. El Atlético Sanluqueño nunca tuvo las ideas claras ante una Balona muy bien ordenada tácticamente en el tapete. Llamó la atención el joven portero de 17 años Manu, que ocupó los palos de la Balompédica Linense por las bajas de los porteros del primer equipo. Un juvenil que no pasó desapercibido debido a su poca estatura, pero que en el juego estuvo muy correcto.

La afición local muestra su descontento al final por el pobre partido de los verdiblancos

La Balona dio la sensación siempre de estar muy centrada y colocada para evitar cualquer acción de peligro local y protegerse de errores no forzados que supusieran trabajo extra para el debutante cancerbero.

El Atlético Sanluqueño buscó en el comienzo llevar la iniciativa del partido pero estuvo precipitado y nervioso, unas sensaciones que se contagiaron a su afición en la grada. En esta primera parte tan sólo hubo dos disparos a portería y ambos fueron locales. El primero en el minuto diez cuando Nando Quesada probó fortuna casi desde el centro del campo pero Manu, que estaba un poco adelantado, reaccionó rápido y la sacó a la esquina. El segundo chut corrió a cargo de Edu Oriol, también desde lejos, e igualmente lo rechazó Manu con seguridad.

El guardameta del Atlético Sanluqueño Diego García no tuvo que realizar ninguna intervención durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Destacar también que el joven portero de la Balona, en su camino a los vestuarios para el descanso, se llevó una fuerte ovación de los aficionados del Atlético Sanluqueño a la que éste respondió devolviendo los aplausos.

En la segunda parte, la Balona demostró tener una gran muralla defensiva y además creó mucha más inquietud. La primera ocasión fue del conjunto linense cuando Pirulo tal y como le viene remata pero no la engancha bien. La Balona tenía las líneas muy juntas y hubo que esperar un cuarto de hora para ver la primera llegada local: Dani del Moral centra desde la derecha y Mawi desde una buena posición cabecea pero muy mal.

Los visitantes fueron de menos a más y en esta parte sí llegó al marco rival con opciones de gol aunque al final no tuvo puntería. Gato, con un disparo cruzado, buscó la escuadra, y Sana de cabeza, justo debajo de la escuadra a un metro de la línea de gol, la mandó fuera.

En el ecuador del periodo, el Atlético Sanluqueño tuvo la segunda cuando Sergio Ceballos disparó desde fuera y Manu atrapó por bajo. A la media hora se vio la acción polémica, Mawi es desplazado en el aire por dos defensas visitantes pero el colegiado no ve nada punible.

La última ocasión del partido fue para los visitantes, de nuevo Gato muy cerca de la portería dispara con mucha intención pero Diego García la despeja como puede.

La afición del Atlético Sanluqueño mostró su disconformidad con el juego que habían ofrecido los suyos y los jugadores de la Balona felicitaron a su guardameta porque el trabajo que tuvo lo resolvió bastante bien y además no encajó goles, todo un éxito para cualquier portero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios