Deportes

Lavillenie y Farah, focos en el oscuro continente

Renaud Lavillenie, el hombre que destronó a Sergey Bubka como plusmarquista mundial de pértiga con un salto de 6,16 metros, y Mo Farah son los líderes de un atletismo europeo que se dispone a celebrar en Zúrich su competición doméstica. Relegada cada vez más en los Juegos y los Mundiales, Europa, que aporta la mayor parte de los recursos del atletismo mundial y recibe cada vez menos medallas, se apresta a celebrar su gran convención, ahora bianual, sin la competencia de africanos, estadounidenses, jamaicanos y otras potencias emergentes.

Las finales directas de 5.000 y 10.000, sin rondas previas, han convencido a Farah de que en Suiza puede completar sin mucho desgaste la triple corona de dobletes del fondo. El británico se presenta con una sola carrera en pista este año y sin liderar las listas europeas del año, pero su atestiguada calidad lo ratifica como el gran favorito para ganar las dos carreras más largas en pista.

Lavillenie disfruta de una reputación similar en pértiga. El francés, campeón olímpico en 2012, ha borrado de las listas el récord mundial de Bubka, que duró 21 años, y ahora persigue su tercer título continental consecutivo y su vigésima victoria seguida. Una lesión impidió que participara en el Mundial en sala de Sopot, de ahí que ésta sea su primer gran campeonato desde que el alemán Holzdeppe lo batiera en la final de Moscú 2013.

Europa dispone al menos de estos dos iconos para competir con las grandes estrellas del atletismo mundial. Ahora quiere también reforzar el espectáculo para corregir la tendencia a la baja del atletismo en los medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios