Fútbol | División de Honor

Un Guadalcacín que ilusiona

  • El equipo azulón se ha convertido en uno de los conjuntos más fiables del Grupo 1 B 

  • Diego Galiano, muy satisfecho: "Me están haciendo disfrutar en el banquillo"

El Guadalcacín ha realizado una primera vuelta sensacional y es segundo. El Guadalcacín ha realizado una primera vuelta sensacional y es segundo.

El Guadalcacín ha realizado una primera vuelta sensacional y es segundo.

El Guadalcacín del curso 20/21 está dando que hablar en el Grupo 1 B de División de Honor. El cuadro azulón se ha convertido en uno de los más fiables y ha cerrado el año segundo, con un punto menos que el Tomares, que es líder.

Los de Galiano sólo han perdido dos encuentros, precisamente contra el primero en el primer partido de Liga y siete jornadas más tarde contra el Chiclana. Con 17 puntos, encara la segunda vuelta con ilusión y la intención de dar mucha guerra.

El otro subgrupo de División de Honor también está muy igualado y, tanto el primero, que es el Cartaya, como el segundo, que es el Montilla, tienen los mismos puntos que los sevillanos y los guadalcacileños.

Diego Galiano, entrenador del Guada, se muestra orgulloso del trabajo de sus jugadores, destaca el gran grupo humano que han logrado formar y lamenta el gran número de lesiones que están sufriendo desde que comenzó la competición, que le han impedido contar con algunos de sus jugadores importantes.

El preparador del cuadro azul destaca que "nos marchamos de vacaciones muy contentos porque despedimos la primera vuelta en casa, con la afición ya en las gradas, realizando un gran partido frente al Atlético Algabeño después de haber perdido en Chiclana. El equipo lo dio todo en el campo y, además, estuvo acertado de cara al gol".

Grupo comprometido

Galiano se deshace en elogios hacia sus futbolistas por el trabajo que están realizando y subraya: "A mis jugadores siempre tengo que felicitarles porque se vacían dentro del campo, lo llevan haciendo así desde el primer partido de Liga. Hemos hecho una buena primera parte de competición, pero toca seguir trabajando porque aún falta mucho. Sinceramente, me están haciendo disfrutar en el banquillo en muchos encuentros y eso no es fácil".

Cuando arrancó la competición, confiesa que "no esperábamos un primer tramo tan bueno porque sabemos las limitaciones que tenemos como bloque, pero en el fútbol hay cosas que no se compran con dinero, como la ilusión y el trabajo. En eso, mi equipo es impresionante, es muy honrado siempre. Tenemos muchas limitaciones pero ahí estamos, intentamos mejorar día a día y a seguir sumando puntos. Al final, la clasificación dirá hasta dónde hemos sido capaces de llegar".

El césped y las lesiones

El césped artificial del Fernández Marchán se encuentra en muy mal estado y será cambiado a mitad del próximo mes de enero. Mientras, se ha convertido en 'enemigo' del equipo, ya que son muchos los jugadores que se han lesionado tanto en los entrenamientos como en los partidos. "Nos está haciendo daño pero, como he comentado en otras ocasiones, nuestro secreto está en la plantilla que tenemos, que entre el jugador que entre, cumple y lo hace igual o mejor que el que ha salido, aunque a todos los entrenadores nos gusta tener a todos los futbolistas disponibles".

El parón les ha venido "bien para recargar las pilas, pero por nosotros hubiésemos jugado ya porque estábamos con buenas sensaciones. De todos modos, son días para estar con la familia, que el año ha sido desgraciadamente muy feo para todo el mundo. Estas fiestas no las estamos disfrutando como habitualmente y le he dicho a los jugadores que se relajen y que aprovechen para estar con los suyos. Volveremos en enero con más fuerza".

Y abrirá el año en casa contra el líder: "En Tomares perdimos por la mínima y es un partido importante para nosotros. Luego, quedarán todavía muchos más, pero lo afrontaremos con las máximas garantías posibles. Lo esperamos con ganas porque puede ser un gran encuentro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios