Economía

La provincia de Sevilla tiene 2,4 afiliados a la Seguridad Social por cada pensionista

  • El paro en enero sube en 3.400 personas y la afiliación se hunde hasta las 638.674

A pesar de que 2012 fue muy malo para el empleo en la provincia de Sevilla, con 27.000 desempleados más, al menos el último mes del año pasado supuso un respiro. Se borraron de las listas del Servicio Andaluz de Empleo 3.400 personas, fue el mejor diciembre desde el año 2000 en la evolución del empleo y el único de la crisis en el que no se destruyeron puestos de trabajo.

El buen dato era engañoso, y la prueba es que el número de ocupados seguía bajando, con 5.008 afiliados menos a la Seguridad Social. Enero de 2013 ha terminado demostrando que ese respiro fue sólo estacional. La provincia registra 4.157 parados más. Con la campaña navideña tocando a su fin y la mayor parte del trabajo agrícola ya acabado, vuelven a las listas del paro miles de personas (134 cada día) y lo hacen además en mayor número. Es decir, el mercado laboral absorbió en diciembre menos personal del que ha terminado saliendo en enero, y eso tiene como consecuencia que Sevilla vuelve a a alcanzar un nivel de paro registrado de 259.012 personas, que es inédito desde que se elaboran estadísticas.

En el balance de la evolución del desempleo, la realidad es que, al margen de subidas y bajadas vinculadas a fenómenos temporales, la actividad se sigue encogiendo, como demuestra la evolución de las pensiones, que se conoce con un mes de retraso respecto al desempleo. Por cada pensionista (a 1 de enero de 2013 había 340.218) hay 2,4 cotizantes, entre ocupados (650.000 de media en diciembre) y afiliados que cobran una prestación por desempleo (172.405 a cierre del año).

Con este punto de partida, la afiliación media a la Seguridad Social en enero volvió a registrar un nuevo bajón, con 12.000 personas menos ocupadas. Es cierto que enero, debido a la finalización de un gran número de contratos en diciembre, es tradicionalmente el peor mes para la ocupación: en 2010 se perdieron 8.000 afiliados y el año pasado 13.000. Y también lo es que en este ejercicio se han destruido menos empleos que el año pasado (12.000). Pero es que en diciembre de 2011 la ciudad rozaba los 700.000 ocupados y hace dos meses eran 50.000 menos (650.000). Una destrucción de empleo que afecta a casi 12.000 personas más, como es la de enero de este año, retrotrae a Sevilla a un nivel que no se conocía desde principios de 2000. Por poner un ejemplo, en enero de 2004 había 648.000 ocupados y el mes pasado solamente se registraron de media 638.674.

El descenso de la ocupación no oculta un dato aparentemente a contracorriente y en cierto modo contradictorio. La contratación sube, tanto en tasa mensual (253 más) como interanual (6.158 más que en enero de 2012). Llama la atención, por ejemplo, el incremento de la contratación indefinida, de un 40% respecto a diciembre y de un 14% respecto al mismo mes del año anterior.

Ello tiene que ver, en gran medida, con un efecto rebote respecto al mes anterior, en el que se registró un desplome de la contratación. Diciembre es el mes en el que acaban muchos contratos, y en enero sucede al contrario. Sin embargo, el hecho es que en la comparación con enero de enero 2012 hay mejoría, aún muy insuficiente para absorber la cantidad de parados que ha generado la crisis. Además, el hecho de que suba la contratación y al tiempo caiga el número de afiliados da a entender que, con independencia del incremento del número de indefinidos (que sólo representan un 4,4% del total), los contratos temporales son muchos más pero de menor duración.

Por sectores, agricultura y servicios son los responsables principales del incremento del paro en enero. Así, el fin de las campañas agrícolas ha llevado al paro a 1.412 personas, lo que supone un incremento del desempleo del 10,66% mensual en la agricultura. En un año, el desempleo en el campo se ha incrementado nada menos que en un 50,3% (4.911 personas). Por su lado, los servicios han llevado al paro en enero a 3.795 personas, el 91,2% del total.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios