Entrevistas

"Stieg intentó vivir como feminista, no soportaba la desigualdad"

-¿Imaginaba el éxito de Millennium?

-Sí, pero no. No a este nivel.

-¿Larsson era consciente de la importancia de su trabajo?

-Stieg escribía por diversión, de forma que nunca valoró la importancia de nada. Discutía ideas en un blog de escritores y comentaba cosas que sus personajes hacían de repente, como si fueran reales y actuaran por su cuenta.

-¿Cómo surgió la historia?

-Stieg nunca dijo que había empezado a escribir Millennium, no tenía un plan. Pero yo estaba allí cuando todo empezó, en las vacaciones del verano de 2002. Trabajaba en un libro sobre Estocolmo y él me preguntó qué podía hacer mientras.

-¿Se aburría?

-Yo estaba ocupada todo el tiempo. Le dije: "¿Qué tal si explicas por qué ese anciano recibe flores en cada cumpleaños?", refiriéndome a una narración corta que escribió en 1997.

-¿Se siente como la madre de la idea?

-Nuestra vida en común fue la madre de las ideas y acontecimientos de Millenium. Le animé a escribir y le ayudé mientras lo hacía. De otra forma no hubiera logrado escribir 2.000 páginas en 24 meses, sin apenas investigación.

-Vivieron 30 años juntos ¿por qué no se casaron?

-Planeábamos hacerlo en el año 83 y compramos los anillos de boda. Pero empezó a escribir en una revista antifascista y recibía amenazas de grupos ultraderechistas. Nos quedamos solteros para que no localizaran nuestro domicilio, ni a mí.

-¿Acepta que la ley sueca la prive de su herencia?

-Es algo que no entiendo. La ley sueca no reconoce los derechos de herencia para parejas de hecho y Stieg no hizo testamento. No esperaba morirse. Pero, desde luego, tampoco esperaba que su padre y su hermano se quedaran con todo.

-¿Se llevaba bien con ellos?

-Stieg creció en los bosques de Suecia junto a su abuelo materno, un antinazi que desempeñó un rol muy importante en su formación. Su padre nunca llegó a conocerlo de verdad y ni sus amigos sabían de la existencia de su hermano.

-¿Ni los más íntimos?

-Un amigo nuestro, que también es un personaje de Millennium, dice que si Stieg hubiera sabido que esta novela le iba a causar una muerte tan temprana y que su hermano (y padre) se beneficiarían de las ganancias, nunca la hubiera escrito.

-¿De qué cantidades hablamos?

-Un editor ha calculado, basándose en los datos de venta de la trilogía en todo el mundo, que los Larsson han cobrado por lo menos 24 millones de euros.

-¿Batallará en los tribunales?

-Eso es algo que debo discutir con mi abogado, no en los medios.

-¿Era Larsson tan recto como muestra en sus libros?

-Sí, toda su vida, y no sólo sus ideas, habla de ello. Vivía de acuerdo a estos principios.

-¿Diría que era un idealista?

-Lo era, en tanto que anteponía su compromiso con la sociedad a su lucro y asuntos privados y de hecho dedicó a ello la mayor parte de su dinero y sus capacidades.

-¿Por qué le obsesionaban los malos tratos a mujeres?

-Stieg me contó que algunos chavales de su pandilla adolescente violaron a una chica en un camping de Umea. Él estaba delante y no pudo hacer nada para impedirlo. Estaba horrorizado.

-¿Y aquello le marcó?

-Todos los libros de la trilogía tienen el mismo tema de fondo: hombres que odian a las mujeres. No soportaba la desigualdad ni la forma en que sus amigas y colegas eran tratadas. Intentó vivir como un feminista. En Millennium la cuestión aflora con la intensidad que tuvo en su vida privada.

-¿Quién le pudo inspirar el personaje de Lisbeth Salander?

-Lisbeth es una mezcla de muchas personas que conocimos a lo largo de nuestra vida. Eran personalidades fuertes, buenos compañeros de entrenamiento para desarrollarnos y mejorar nuestro conocimiento del mundo. Estábamos cerca de esta gente y hacíamos cosas con ellos, en política y en la vida privada.

-¿Qué cree que define mejor al personaje?

-Las personas como Lisbeth Salander son fuente de inspiración: fuertes y débiles, pero al mismo tiempo con un buen corazón y un sentido de la lealtad que nunca puede ser corrompido. Creo que todos queremos gente en la que podamos confiar en nuestras vidas.

-¿El sistema sueco está tan contaminado como sugiere la trilogía?

-Hay mucho de verdad en lo que cuenta, pero como se supone, ingenuamente, que la corrupción no existe en Suecia, aún no hay estudios al respecto. Espero que se hagan.

-¿En qué reside el boom de la novela negra?

-Los que atrae a los lectores es el realismo de los acontecimientos, incluso si estos son trágicos e inhumanos, y el hecho de que los personajes hagan cosas por la sociedad. Sienten que la gente puede decidir la diferencia y que ellos mismos pueden actuar y ser valientes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios