España

Sus graciosas majestades

Comentarios 1

Sus majestades las paradojas, primas hermanas de las insidias, siguen gobernando la actualidad como quien no quiere la cosa. A las primeras pertenecen esas situaciones que humean contradicción, como el eterno pobre hombre rico; a las segundas, los comentarios maliciosos de apariencia inofensiva, fieles escuderos y correlatos del cinismo que se gastan algunos y algunas, como las leyes, por ejemplo.

Ver en el banquillo el próximo 8 de enero al lehendakari y al máximo dirigente del socialismo vasco por reunirse con miembros de Batasuna es algo que se nos escapa a los profanos en el mundo de las togas. Están acusados de cooperadores necesarios en el delito de desobediencia a la ilegalización de la coalición abertzale que ordenó el Tribunal Supremo en marzo de 2003. La paradoja, la gran contradicción, es que el Gobierno de Zapatero (como los anteriores) ha mantenido conversaciones con la organización terrorista ETA y aquí no pasa nada.

Otra paradoja, en calidad de aserción inverosímil o absurda que se presenta con apariencia de verdadera, es la petición del PSOE al PP de que apoye el proyecto de Presupuestos Generales del Gobierno mientras sus primeros espadas intercambian insultos y siguen pareciendo más empeñados en hacer sangre que en barrer la casa.

Sus majestades las paradojas también se colaron ayer en la Audiencia Nacional, en su acepción de idea opuesta a la opinión común y al sentir de las personas. Así bien pudo un grapo permitirse el obsceno (como todos) lujo de insultar a la presidenta del tribunal, intentando desmentir la tozuda realidad de que el único nazi en la sala era él.

También hicieron ayer de las suyas sus majestades (las paradojas) con el anuncio de que la prensa no podrá cubrir la tradicional recepción de la Familia Real en la Fiesta Nacional. Alegar razones de espacio es una contradicción notable, que hablamos del Palacio Real. Será que se quiere impedir que el acto derive otra vez en un cruce de declaraciones Gobierno-oposición.

¿Otra paradoja real? Va. Don Juan Carlos pidió ayer imparcialidad a los periodistas. ¡Ay, Majestad! El teórico de la comunicación McLuhan afirmaba que el medio es el mensaje. Pues eso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios