España

Una prueba de resistencia para la Corona

  • El desencuentro entre las reinas Letizia y Sofía, la entrada en prisión de Urdangarin y las grabaciones de Corinna marcan el balance de la Casa Real

El rey Juan Carlos conversa con Alfonso Guerra en presencia de Felipe VI en la celebración del 40 aniversario de la Constitución El rey Juan  Carlos  conversa con Alfonso Guerra en presencia de Felipe VI en la celebración del 40 aniversario de la Constitución

El rey Juan Carlos conversa con Alfonso Guerra en presencia de Felipe VI en la celebración del 40 aniversario de la Constitución / J. J. Guillén (EFE) / Archivo (Madrid)

Comentarios 3

Camino de su quinto año de reinado, Felipe VI cierra un ejercicio marcado por diversos episodios institucionales y familiares y por la complejidad del escenario político en Cataluña que han representado una suerte de test de resistencia para la Corona en su nueva etapa. 

La puesta de largo institucional de la princesa Leonor, el vídeo de las reinas Letizia y Sofía en la catedral de Palma, la entrada en prisión de Iñaki Urdangarín y las grabaciones de Corinna sobre el rey Juan Carlos en el año de homenaje por su 80 cumpleaños han formado parte del intrincado entorno en el que la Casa Real se ha movido en los últimos doce meses. 

Si el discurso del 3 de octubre de 2017 generó un punto de inflexión en la percepción del independentismo catalán hacia la figura del Rey, la presión por parte del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y de las fuerzas separatistas se ha mantenido constante. 

Uno de los momentos más incómodos fue la reprobación del jefe del Estado por parte del Parlament en octubre, que el Gobierno impugnó ante el Tribunal Constitucional por "invadir competencias" que no le correspondían y promover una "politización de la figura del Rey". 

Meses antes, Torra y su antecesor en la Generalitat, Carles Puigdemont, advirtieron a Felipe VI que no se le invitaría a ningún acto organizado por la Generalitat porque no sería bienvenido a Cataluña hasta que pidiese "perdón" a los catalanes. 

A estos desaires se unieron otros, como el que los Reyes tuvieran que presidir los Premios Princesa de Girona fuera de la ciudad ante el rechazo del Ayuntamiento, gobernado por el PDeCAT, a cederle el auditorio municipal. 

El zarandeo político de la Corona durante 2018 no ha corrido solo a cargo del independentismo catalán. 

Podemos e IU reclamaron el derecho a discutir si "a la Jefatura del Estado se llega por fecundación o por elecciones" y que una eventual reforma de la Constitución para limitar los aforamientos incluya una consulta sobre Monarquía o República. 

Grabaciones de Corinna

Los de Pablo Iglesias dirigieron igualmente su punto de mira político a Juan Carlos I tras conocerse las grabaciones de Corinna sobre los negocios del rey emérito, aunque en su petición de crear una comisión de investigación en el Congreso topó con PP, PSOE y Ciudadanos. 

Don Juan Carlos comenzó el año con su 80 cumpleaños y con el plan de participar en varios homenajes, incluido el del acto del 40 aniversario de la Constitución, con el que, de paso, sacarse la espina por su ausencia en el de la conmemoración de las elecciones de 1977

Además de los audios de Corinna, su estado físico y la incómoda foto con el príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman no se lo pusieron fácil al anterior jefe del Estado, pero sí logró que el hemiciclo le brindara una profunda ovación en la primera vez en más de un siglo que acogía a dos Reyes. 

De ese día fue testigo la princesa Leonor, después del protagonismo institucional que fue adquiriendo durante el año en su papel de heredera de la Corona. 

El 30 de enero, recibió el Toisón de Oro de manos de su padre cuando cumplió 50 y en septiembre, hizo su primera visita a Asturias junto a sus padres y su hermana Sofía. 

La guinda se puso el 31 de octubre, cuando la princesa, en su 13 cumpleaños, pronunció sus primeras palabras en público con la lectura del artículo 1 de la Constitución

Al margen de su actividad institucional, la Familia Real saltó a la primera plana por el desencuentro entre las reinas Letizia y Sofía a la salida de la catedral de Palma el Domingo de Resurrección. 

Zarzuela tuvo que reaccionar de inmediato para controlar el incendio que provocó el vídeo y que logró calmar con diversas puestas en escena de doña Letizia con sus hijas para desagraviar a doña Sofía. 

Urdangarín ingresa en prisión

Quizá porque se daba por hecho, menos impacto causó la entrada en prisión de Urdangarín en junio en el centro de Brieva (Ávila) por su condena del caso Nóos a 5 años y 10 meses, que le ha convertido en el primer familiar del rey entre rejas. 

El encarcelamiento de Urdangarín tuvo como efecto que su esposa, la infanta Cristina, pudiera reaparecer en familia en Zarzuela en la celebración privada del 80 cumpleaños de la reina Sofía, un posado con sus padres y hermanos que no se daba desde octubre de 2011. 

En la primera ocasión en la que Felipe VI ha convivido con dos Gobiernos de distinto signo político, tras el relevo en Moncloa entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en junio, el denominador común de sus discursos ha sido el respeto a la Constitución, que el jefe del Estado ve "perfectamente reformable" desde el respeto a las reglas. 

Sánchez cree que don Felipe también estaría dispuesto a que se suprimiera su inviolabilidad, aunque el Gobierno matizó que no está en sus planes por ahora. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios