XXV Festival de Jerez La apuesta por un plan integral, balance de las jornadas para analizar la actualidad de la danza flamenca

  • La iniciativa, que ha sido coordinada por Paco López, ha contado con 25 expertos de sectores como la comunicación, la empresa, la gestión cultural, el marketing, la economía o el ordenamiento jurídico

Foto de familia de los participantes en las mesas.

Foto de familia de los participantes en las mesas. / Manuel Aranda

Como ya recomendaran desde la Asociación de Festivales Flamencos gracias al estudio presentado el pasado viernes y que ha elaborado la Universidad de Málaga, las mesas de trabajo confeccionadas por el Festival de Jerez para analizar el presente y el futuro del sector flamenco han coincidido en la necesidad de crear un plan integral para potenciar la danza flamenca.

Este es pues el balance de las jornadas ‘Mudanzas para después de una crisis’ que se han desarrollado en el marco del XXV Festival de Jerez y han contado con 25 expertos (procedentes del sector de la comunicación, la empresa, la gestión cultural, el marketing, la economía o el ordenamiento jurídico).

Paco López, dialogando con los integrantes de las mesas. Paco López, dialogando con los integrantes de las mesas.

Paco López, dialogando con los integrantes de las mesas. / Manuel Aranda

“Ha sido un trabajo arduo”, señaló Paco López (coordinador de las mismas), quien explicó que los 25 expertos se han distribuido en cinco paneles o mesas de trabajo. Cada panel se ha centrado en una temática específica y sus componentes han sido elegidos con la idea de que “sus perfiles profesionales fueran complementarios” y sus aportaciones fueran más enriquecedoras.

En una primera fase, no presencial, se ha hecho un diagnóstico de la situación actual para, a continuación, ponen en común ese diagnóstico previo y elaborar una serie de recomendaciones.

En lo que respecta a la Imagen de Marca y Marketing -título de la primera mesa de trabajo-, Cristina Cruces, en su calidad de coordinadora de este panel, señaló que “el proceso de creación de la marca es tan importante como el producto”; apostó por la creación de “proyectos que refuercen las ideas de pluralidad”, a la vez que “favorezcan el sentimiento de pertenencia”; la generación de nuevos públicos “como estrategia a medio plazo”; y la incorporación del flamenco en los compromisos de los medios de comunicación públicos.

Asimismo, se mostró partidaria de la profesionalización de la comunicación en el sector; aprovechar lo digital “para aportar otras perspectivas y puntos de vista” y explorar la vinculación con empresas relacionadas con la marca España.

Una de las mesas conformadas. Una de las mesas conformadas.

Una de las mesas conformadas. / Manuel Aranda

Por su parte, Ana María Cerezo, como coordinadora del panel Producto y Producción, calificó el flamenco como “un recurso estratégico”. “La danza flamenca es un producto cultural sin competencia fuera de nuestro país”, añadió. No obstante, reivindicó la necesidad de una mayor formación en la gestión cultural por parte de los artistas, pues profesionalizar este aspecto “favorece la puesta en marcha de nuevas iniciativas”.

Mercado y demanda

En su intervención también hizo referencia a la falta de indicadores de medición en este ámbito y a la falta de conocimiento del mercado y la demanda, ya que “asistimos a un gran desconocimiento sobre la audiencia”. A este respecto, uno de sus recomendaciones fue la creación del Observatorio del Flamenco que, entre otras funciones, proporcionaría datos relevantes sobre el público de estos espectáculos.

En esa relación producción-coste, Ana María Cerezo advirtió la ausencia de una estrategia, lo que se traduce en “una debilidad presupuestaria y en una dependencia de las subvenciones públicas y privadas. “Hay que mejorar la estrategia de producción y comercialización e invertir en promoción y difusión”, apuntó.

Otra de las mesas participantes. Otra de las mesas participantes.

Otra de las mesas participantes. / Manuel Aranda

Arturo Fernández, coordinador de la mesa de trabajo de Distribución, indicó, entre otras propuestas, la conveniencia de “crear un código de buenas prácticas”, complementados con cursos de formación y una base de datos para los distribuidores flamencos, así como la promoción de esta actividad artística en eventos culturales relacionados con las artes escénicas.

La reducción del IVA al 4%, el incremento del mecenazgo cultural a través del IRPF y de los incentivos fiscales para empresas fueron algunas de las ideas que lanzó Juan Arturo Rubio Aróstegui, coordinador del panel de Financiación.

A su juicio, “la digitalización no es un tener una página web, sino hacer negocio en la red”. Asimismo, defendió la presencia de los espectáculos flamencos “en las grandes plataformas digitales”, aunque reconoció la dificultad de acceder a este mercado. Añadió que las ayudas públicas y privadas no deben estar orientadas a la producción, sino al mercado.

“El flamenco es más de aquí que de ningún sito”, manifestó Francisco Perujo, coordinador del papel titulado Jerez, Ciudad del Flamenco. “Es un activo patrimonial, cultural y económico que genera identidad, riqueza y diferencia, lo cual es una triple ventaja competitiva que hay que usar con responsabilidad, inteligencia y planificación”, explicó.

A este respecto, recomendó la elaboración de un plan estratégico en el que participen todos los sectores implicados. “Hay que tomar la iniciativa por responsabilidad para no quedar atrás y depender de terceros”, concluyó.

El acto de presentación de las conclusiones de las Jornadas ‘Mudanzas para después de una crisis’ contó con la presencia de Isamay Benavente, directora del Festival de Jerez, quien agradeció a los 25 expertos participantes sus aportaciones. “El certamen seguirá teniendo en el futuro estos encuentros de profesionales del sector o de fuera de él para compartir información y reflexionar sobre lo que está pasando y cuál es el futuro”, aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios