Jerez

Cáritas entrega productos frescos a varias congregaciones

  • Las Clarisas de San Miguel regalan a los trabajadores mascarillas elaboradas por las religiosas

Trabajadores de Cáritas han agradecido este lunes el gesto de las Clarisas de San Miguel que, durante el reparto de alimentos, les han regalado unas mascarillas caseras realizadas por las religiosas. Sin duda, una muestra más de la solidaridad que estos días están demostrando muchos jerezanos.

Otro de los puntos de parada de la entidad han sido en las hermanas de Santa Ángela de la Cruz y las Agustinas de Santa Rita. Se trata de un reparto que Cáritas ha realizado en distintas congregaciones que ayudan a familias vulnerables de la ciudad, tras una donación de la Conferencia de San Vicente de Paúl, recogida este lunes en San Fernando.

"Todo el que pueda ayudar con alimentos de primera necesidad será bienvenido", explica uno de los repartidores. Además, reconoce que ahora están teniendo la ayuda del Banco de Alimentos y de los supermercados pero augura que "lo peor" llegará cuando pasen las semanas.

"El después va a ser más malo, no va a haber gente bastante para poder ayudar con todo el paro", lamenta este trabajador. De hecho, reconoce que cuando se retome la normalidad -paralizada ahora por el estado de alarma con el coronavirus- será cuando de verdad se noten las consecuencias negativas en la ciudad. "Cuando se empiece la rutina y empiece a flaquear el trabajo y llegue el verano será mucho peor", reconoce.

Hay que recordar que Cáritas ha lanzado a nivel nacional una campaña que pretende "movilizar la solidaridad de la comunidad cristiana y el conjunto de la ciudadanía, así como de empresas e instituciones". A través de esta iniciativa se busca recabar apoyo económico para los programas de ayuda urgente que se han puesto en marcha para atender a las personas más vulnerables ante el coronavirus. Asimismo, desde la entidad se insiste en que "las consecuencias más graves de esta situación llegarán una vez pase esta crisis sanitaria, ya que será entonces cuando las familias encuentren muchas dificultades para volver a la vida que tenían, especialmente las más frágiles".

Precisamente para dar respuesta a las necesidades de la emergencia Cáritas Diocesana ha habilitado un número de cuenta: BBVA ES67 0182 3240 0100 0021 3191. Las donaciones también se pueden realizar a través de la web www.caritas.es/jerez o llamando a los números de teléfono 956 168 409/ 674 330 234.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios